Temas Especiales

25 de Feb de 2021

Café Estrella

El rescate del placer en la música clásica

PANAMÁ. Eric Himy lleva aproximadamente tres décadas sentado al piano interpretando a los grandes genios de la música clásica. Por eso q...

PANAMÁ. Eric Himy lleva aproximadamente tres décadas sentado al piano interpretando a los grandes genios de la música clásica. Por eso quizás, cuando habla del tema, hay un ritmo de calidez lleno de matices joviales y acordes de frescura en su conversación.

Descubrió su vocación musical casi que por accidente a los 6 años de edad. Cuenta que su madre, una andaluza enamorada del apasionado baile y cadencia de su herencia flamenca, contrató para ese entonces un profesor de piano, ‘yo casi que le robé el puesto’, dice Eric en el tono más travieso que encontró en la escala de su emotiva forma de conversar.

De ahí en adelante se reveló a sí mismo un talento que lo ha llevado hasta los auditorios más importantes de la música clásica en el mundo. Un hecho que aborda modestamente aunque sin esconderlo, pero con la misma intensidad cuenta también como se ha dirigido a miles de niños en salas de todo el globo, una parte de su carrera que siente muy importante. Ahí se siente con la oportunidad de hacer cosas que no podría en un concierto formal. ‘Un día encontré un revólver de utilería tras bastidores, me lo escondí al cinto y antes de empezar lo mostré a todos los niños y dije… ¡Silencio!... y lo coloque a un lado’, cuenta que todos los chicos por el susto, la sorpresa o la ocurrencia, le prestaron toda su atención.

EL HUMOR LO CARACTERIZA

Hiny admite que la música clásica se ha casado con una imagen elitista, ‘que ahoga el placer de escuchar’, advierte. Inmediatamente matiza su reflexión con acordes de humor, ‘todo es muy formal, Todo el mundo está serio, a veces parece que estuviéramos en un funeral, bueno todos los autores ya han muerto…’.

Ese mismo estilo desenfadado lo lleva a intentar variar esa forma de apreciar la genialidad de los compositores clásicos. Está convencido que en Panamá el escenario será ideal para lograrlo. La idea se le viene a la cabeza pues su presentación ha sido organizada por Café Corotú en el monumento a Goethals en las escalinatas del edificio de la administración del Canal. ‘Es una combinación mágica, la sabiduría y edad de esos árboles nos transportarán mágicamente a una esfera donde pensaremos que se ha detenido el tiempo’, sentencia en un tono inspirado y solemne.

El concierto será hoy a las 5 de la tarde, para combinar en el espectáculo con los traz os que se pintan al atardecer, sobre el lienzo de cielo y montañas alrededor. El repertorio estará basado en las obras del compositor clásico francés Liszt y complementada con trabajos de varios otros genios clásicos relacionados o inflluenciados por este maestro. Entre ellos Debusy, Schubert, Wagnner. También Hiny dedicará parte de su primera estadía en Panamá a una sesión con niños el domingo.

UN POCO MÁS DE SU VIDA

Nacido en nueva York, en el hogar de un científico turco-francés y una española andaluza, asegura que en pocos días se ha enamorado de Panamá. ‘Lo que más me llama la atención es la dentadura de los panameños’, dice y explica, ‘todo el mundo siempre está sonriendo’, señala mientras extiende la mano para un apretón cordial de despedida, ‘espero que vayas al concierto’, dice al final en su español cargado de sonidos franceses, sajones y flamencos.