Temas Especiales

02 de Mar de 2021

Café Estrella

Cinta italiana gana la Berlinale

PANAMÁ. Ante la presencia de famosas personalidades del cine y un jurado especial, ayer domingo concluyó el primer festival importante d...

PANAMÁ. Ante la presencia de famosas personalidades del cine y un jurado especial, ayer domingo concluyó el primer festival importante del año del circuito europeo de cine. Se trata del festival cinematográfico de Berlín, Berlinale, cuya 62 edición se celebró en la capital alemana del 9 al 19 de febrero y en la cual se reconoció los mejores trabajos realizados durante la temporada.

En este festival, el máximo galardón se lo llevaron los veteranos hermanos italianos Paolo Taviani y Vittorio Taviani con su documental ‘César debe morir’ (Cesare deve morire ), que se alzó con el ‘Oso de Oro’ de la Berlinale, a la mejor película. La cinta fue elegida ganadora por un grupo de jurados internacionales, encabezado por el director británico Mike Leigh.

‘César debe morir’ es un impactante filme que traslada el clásico de ‘Shakespeare’ a una cárcel de alta seguridad de la Roma actual y que está interpretado por presos reales, por lo que durante la ceremonia de premiación, los hermanos Taviani, ambos de más de 80 años, aprovecharon para enviar sus saludos a los protagonistas de la cinta, que actualmente están recluidos en el penal romano Rebibbia, y agradecieron al jurado por el premio otorgado, indicaron fuentes internacionales. ‘Espero que alguien, al irse a casa tras ver ‘César debe morir’, piense que incluso un prisionero, sobre cuya cabeza pesa un terrible castigo, es un hombre. Y ello gracias a las palabras de Shakespeare’, dijo Vittorio Taviani. Cabe destacar que en este filme los italianos no centran la historia en los delitos cometidos por los reclusos que participan, sino más bien introduce a los actores en sus papeles, en un filme que trata sobre amistad y traición, poder, deshonestidad y violencia.

Leigh continuó repartiendo los demás honores entre el cine más joven. Comenzando con el Oso de Plata del Gran Premio del Jurado del festival para el director húngaro Bence Fliegauf por su filme ‘Csak a szel’ (Just the Wind) (Solamente el viento), cuya historia se centra en la vida de una familia gitana en momentos en que su comunidad enfrenta una serie de ataques mortíferos.

La cinta, protagonizada por actores aficionados procedentes de Roma (gitanos), narra la historia de una mujer de nombre Mari, portagonizada por Katalin Toldi, que junto a sus dos hijos y su anciano e invalido padre lucha para sobrevivir en un barrio donde se dan una serie de asesinatos, mientras sueña con irse a Canadá.

El premio al mejor actor fue para el danés Mikkel Boe Folsgaard por su papel en la cinta ‘En Kongelig Affare’ (A royal affair), que trata sobre amores palaciegos en tiempos de la Ilustración, reconocimiento en el que partía como favorito su compañero de rodaje Mads Mikkelsen. Mientras que el Oso de Plata a la mejor interpretación femenina se fue para África, que ganó la congoleña Rachel Mwanza, por su papel de niña soldado africana en la cinta canadiense ‘War Witch’.

El jurado sorprendió con una Mención Especial del Premio Alfred Bauer, en memoria de la hermana del fundador del festival, para la directora suiza Úrsula Meier, otorgándole el Premio Oso de Plata del Jurado Internacional. Mientras que el premio al mejor director fue para el alemán Christian Petzold, por ‘Bábara’.