Temas Especiales

07 de Mar de 2021

Café Estrella

Un Óscar en blanco y negro en el 2012

PANAMÁ. la noche del domingo 26 de febrero quedará en la historia, no solo por la entrega de los premios Óscar, versión 84, sino por pon...

PANAMÁ. la noche del domingo 26 de febrero quedará en la historia, no solo por la entrega de los premios Óscar, versión 84, sino por poner en el podio de los ganadores a una película muda y en blanco y negro.

En la era del 3D, la cinta francesa El artista hizo historia el domingo al convertirse en la primera película muda que gana el Oscar en 83 años y en el primer filme no anglosajón que se lleva el premio mayor de la Academia en Hollywood.

En la mayor gala del cine en Estados Unidos, El artista se llevó cinco estatuillas: mejor película, mejor director para Michel Hazanavicius, mejor actor para el francés Jean Dujardin, mejor vestuario y mejor banda sonora.

Así, la cinta -que cuenta el auge y caída de un actor de cine mudo- se convirtió a la vez en la primera película no anglosajona en llevarse el premio mayor de los Oscar, y en la primera cinta muda que gana el galardón como mejor película después de Wings, en 1929.

‘Nadie nos quería ayudar a hacer una película muda y en blanco y negro’, recordó su productor, Thomas Langmann, ante la prensa después de la ceremonia.

‘Soy el director más feliz del mundo en este momento’, dijo por su parte Hazanavicius, agradeciendo a sus amigos y colegas, pero también a Uggie, el perrito que se robó el show de su película y también ha cosechado galardones caninos por su papel en el multipremiado filme.

Dujardin, quien es uno de los actores más populares en su país, dijo que si su personaje pudiera hablar, habría dicho: ‘íCarajo, gracias! íGenial!’.

El artista también rindió tributo a Douglas Fairbanks y a otros actores en los que basó su interpretación.

Interrogado luego de la ceremonia sobre sus sensaciones, afirmó haber sentido ‘algo que nunca me había pasado; tuve la impresión de haber salido de mi cuerpo. No soy místico, pero durante tres segundos, mi cuerpo se quedó en el lugar, pasó algo muy extraño’, respondió.

LAS REPERCUSIONES DE LA VICTORIA

Toda Francia celebraba la noticia este lunes. Los cinco Oscar para El artista es una señal del ‘formidable éxito del cine francés y del cine de calidad’, afirmó el presidente francés Nicolas Sarkozy.

LAS REINAS DE LA NOCHE

Mientras, la emperatriz del mundo del espectáculo Meryl Streep, de 62 años, se confirmó como una de las principales actrices de su generación al recibir su tercer Oscar, tras un récord de 17 nominaciones.

‘Oh, Dios mío, ípor favor!’, comentó Streep, quien recibió el Oscar a mejor actriz dominando el escenario, emocionada pero con una apacible compostura.

‘Tenía esta sensación de que... podía escuchar a medio país diciendo ’Oh, no, no ella otra vez’. Pero, como sea...’, dijo sonriendo.

LA MAGIA DE SCORSESE

La aventura en 3D de Martin Scorsese, Hugo, la más nominada de la noche, también recibió cinco estatuillas, pero todas en categorías técnicas.

La fábula infantil en el París de los años 1930, que rinde tributo a los albores del cine en Francia con las últimas tecnologías fílmicas, ganó mejor dirección de arte, mejor edición de sonido, mejor mezcla de sonido, mejores efectos visuales y mejor fotografía.

El premio menos sorpresivo de la noche fue el de Octavia Spencer, quien ganó como mejor actriz de reparto gracias a la criada malhumorada y entrañable que encarnó en The Help (traducida como Criadas y señoras o Historias cruzadas.

No obstante, a pesar de haber arrasado en la temporada de premios en Hollywood, la actriz de 39 años apenas atinó a decir en medio de las lágrimas: ‘Lo siento, estoy muy impactada. Lo siento, los quiero...’.

EL VETERANO

Mientras, Christopher Plummer recibió una ovación de pie de parte del público cuando recibió el Oscar como mejor actor de reparto por su papel de un anciano que decide salir del armario tardíamente en Beginners.

A sus 82 años, se ha convertido en el actor más anciano en ganar la estatuilla.

‘¿Dónde has estado toda mi vida?’, dijo Plummer al recibir el premio, afirmando que ensaya desde su nacimiento su discurso de aceptación, pero que ya lo ha olvidado.

Los trofeos por los libretos fueron para Alexander Payne (mejor guión adaptado por Los descendientes) y Woody Allen (mejor guión original por Medianoche en París), mientras la estatuilla a mejor cinta animada quedó en manos de Gore Verbinski, por el camaleón Rango.

LA SORPRESA DE LA NOCHE

Por último, el Oscar a mejor película extranjera fue para la iraní La separación.

Su director, Asghar Farhadi, recibió el trofeo agradeciendo a la Academia y a sus distribuidores por darle visibilidad a su filme.

‘No sólo porque es un premio importante para un cineasta, sino porque en tiempos en que los políticos hablan de guerra, intimidación y agresión, el nombre de nuestro país, Irán, toma la palabra aquí a través de su gloria, de su rica cultura, que ha pasado por momentos políticos difíciles’, dijo.

Esta es la primera ocasión en que una película iraní gana el premio de esta categoría. Los Niños del Cielo de 1998 había sido la única película iraní nominada en la misma categoría.

Al expresar sus felicitaciones a la comunidad fílmica iraní, Shamadqari dijo que el logro muestra que el cine de Irán tiene perspectivas brillantes en el futuro.

‘La victoria de los artistas iraníes al ganar el premio aclamado internacionalmente subraya la grandeza de la cultura iraní y rompe la hegemonía de Israel sobre las sociedades estadounidenses’, afirmó Shamaqdari, Viceministro de Irán.

Los juicios estadounidenses se vieron obligados a inclinarse ante la cultura iraní, afirmó.

La película muy elogiada, dirigida por Asghar Farhadi, también ganó el premio a mejor película extranjera en los premios Globo de Oro.

La ceremonia comenzó con perfectas imitaciones de escenas clave de las cintas nominadas, con el maestro de ceremonias Billy Crystal como protagonista y la complicidad de los principales actores de los filmes.

‘Esta noche, disfruten, porque no hay nada más que pueda aliviar los problemas económicos del mundo que ver a millonarios regalándose mutuamente estatuillas de oro’, dijo Crystal, regresando como presentador de los Oscar tras una ausencia de ocho años, al dar la bienvenida a la gala.

La gala fue transmitida en más de 255 países desde el Hollywood and Highland Center, el ex Teatro Kodak.l