26 de Sep de 2022

Café Estrella

Oz y la evolución de las artes panameñas

PANAMÁ. Una joven estadounidense fue arrastrada por un tornado en el estado de Kansas y dejada en una fantástica tierra donde habitan br...

PANAMÁ. Una joven estadounidense fue arrastrada por un tornado en el estado de Kansas y dejada en una fantástica tierra donde habitan brujas buenas y malas, un espantapájaros que habla, un león cobarde, un hombre de hojalata y otros seres extraordinarios. Se trata de Dorothy, un personaje creado por Lyman Frank Baum, en 1900, protagonista en una novela infantil cuyo nombre es El maravilloso mago de Oz, y que desde entonces que se ha proyectado por más de un siglo, en todo el mundo y en diferentes expresiones de arte. Se han hecho obras de teatro, musicales, series animadas, nuevas obras literarias de hasta cuatro tomos y películas, que cuentan la misma historia. Esta última es considerada en la actualidad, un filme de culto.

EN PANAMÁ

En los últimos años el teatro panameño ha presentado una notoria evolución. Cada vez son más las personas interesadas por conocer acerca de las obras producidas en el país y nuevos talentos son descubiertos para desarrollar grandes producciones. Mejor aún, los directores y productores de teatro se dieron a la tarea de incursionar en los musicales, obteniendo una aceptación impresionante de parte de los espectadores.

‘Llevamos muchos años haciendo teatro, y sin duda alguna, ahora la gente se interesa más. Hace unos años se producían menos de la mitad de las obras que se producen ahora, y es una cosa impresionante cómo ha crecido. Lo mismo pasa con los musicales, a la gente le gusta y hasta preguntan por ellos’, aseguró Diana Abouganem, productora del musical ‘Mi lugar favorito’ y otros más.

Por su parte el actor, director y productor, Edwin Cedeño, reconocido por sus trabajo en múltiples obras como ‘El Pájaro Azul’ y ‘39 escalones’, entre otras, definió un musical como ‘un producto escénico de gran formato, el cual a pesar de sus costos más elevados, es un espectáculo en el que se mezclan diferentes artes y se hace más atractivo para el público’.

Y precisamente por el crecimiento del que habla Abouganem, y la trascendencia que ha tenido la obra de L. Frank Baum desde su creación, Panamá no pudo dejar pasar la oportunidad y traer al escenario el musical ‘El Mago de Oz’.

EL MUSICAL

Bajo la dirección de Edwin Cedeño, la música de Dino Nugent y la coreografía de Melina Samaniego, un elenco de 43 actores panameños entre jóvenes, niños y adultos, pondrán en escena el musical que cuenta la historia de Dorothy en Kansas.

Pero. ¿Por qué este musical? Cedeño explicó que traer algo como el ‘Mago de Oz’ a Panamá es parte de una cadena que se genera cuando las producciones son exitosas. ‘Se convierten en clásicos que nunca pasan de moda. Son espectáculos familiares que cada vez que se montan son un éxito’, dijo el director panameño.

Todo esto se traduce, para los amantes del teatro, en una oferta diferente con el cual, además de apreciar el talento de las personas que lo realizan, les atribuye conocimientos culturales en cuanto al teatro. Pues ‘los clásicos tienen un valor por su categoría de ‘clásicos’ y los públicos de diferentes generaciones deberían verlo’, aseguró Edwin.

INNOVACIÓN

Los aspectos innovadores del musical, que será presentado en el Teatro el Circulo —del 11 al 30 de abril—, se los adhiere un estilo más moderno y el vestuario de fantasía, inspirado en el Circo del Sol, del cual su director es fanático y con el que se espera constribuir con el desarrollo del teatro panameño, proponiendo estilos más contemporáneos.

Según Alida de Fabrega, encargada de la logística de la producción del musical, como es normal en este tipo de montajes, los costos son elevados, y en este caso superan los 100 mil dólares. Contará con muchos cambios de escenas, músicos en vivo y efectos especiales que le darán al público la sensación de que están dentro del musical.

PREPARACIÓN

Luego de una selección de personajes, en diciembre de 2011, todo el elenco ha estado ensayando arduamente, desde las primeras semanas de enero, todos los días, de lunes a domingos, escena por escena, capítulo por capítulo, hasta que logren obtener excelentes interpretaciones.

‘Entre los actores, los productores, las personas encargadas del vestuario, del montaje y desmontaje de las escenas, maquillistas y músicos son al rededor de 80 personas las que hacen posible este trabajo’, comentó de Fabrega y agregó ‘Esto es cuestión de disciplina. Aquí trabajamos con niños que tienen experiencia en el teatro y que saben incluso guardar silencio. Esperamos que al final del mes todo esté listo y podamos llevarle al público un espectáculo de calidad’.

Refiriéndose a las expectativas de la producción Cedeño también comentó que tiene muchísimas.

‘Espero que al público le guste lo que estamos trabajando. El esfuerzo que estamos haciendo es bien alto. Usamos muchos estilos para tener la magia en el escenario. Tenemos desde lo clásico hasta lo urbano’.