Temas Especiales

25 de Sep de 2020

Café Estrella

Monarquías: coronas para seis mujeres

EUROPA. En muchos países del mundo, para ser mandatario, las personas deben prepararse, hacer campañas políticas y demostrar la habilida...

EUROPA. En muchos países del mundo, para ser mandatario, las personas deben prepararse, hacer campañas políticas y demostrar la habilidad de dirigir una nación; son escogidos por su pueblo y reemplazados luego de un período establecido por las leyes del estado. Pero en los países con monarquías como España, Holanda, Suecia y Bélgica, además de un presidente o primer ministro, hay un soberano o soberana que reina sólo por nacer dentro del núcleo de una familia ‘real’.

Cada niño o niña perteneciente a la realeza, desde el vientre le acompaña la posible responsabilidad de reinar, más aun si es primogénito; por tanto, debe estar lo suficientemente preparado para dirigir un pueblo. En un futuro cercano, las mujeres serán las reinas.

BÉLGICA

Por muchos años, la monoarquía holandesa se rigió por la ley que decía que el primer hijo varón era quien se convertiría en el heredero del trono, hasta cuando otra ley terminó esa orden de sucesión y adjudicó el trono a los primeros hijos de la pareja real, sin importar el sexo que tuviera.

La primera fue la princesa Elizabeth de Bélgica, hija del príncipe heredero Felipe y su esposa, la princesa Matilde. Con el nacimiento de Elizabeth, en 2001, automáticamente se ejecutó la ley de 1991 que decretaba abolir el decreto que sólo permitía que hombres accedieran a la corona.

Ahora la ‘alteza real la princesa Elizabeth Terese Marie Hélène de Bélgica’, de apenas 10 años de edad, e stá destinada a convertirse en la primera reina que ascienda al trono en la historia moderna de Bélgica. ‘Espero que mi hija sea una gran reina’, dijo Felipe. ‘Pero, ante todo, una gran mujer y por eso será educada como cualquier niño belga’, agregó. Siendo esta la explicación al hecho de que la pequeña asiste a un colegio público donde la educan en holandés.

HOLANDA

La princesa Catalina Amal ia de Holanda es menor. Tiene nueve años y es la mayor de los tres hijos del príncipe heredero Guillermo Alejandro de Orange-Nassau y de la argentina princesa Máxima. Su llegada al trono dependerá de la decisión que tome su abuela la Reina Beatriz, de dejar el trono en vida o no, para que su padre tome el lugar de Rey y posteriormente sea ella quien lo reemplace a él .

NORUEGA

Para los noruegos las leyes cambiaron hace 22 años, pero hace ocho años, cuando nació la princesa Ingrid Alexandra se rompió la t radición de un trono liderado por varones. La hija del heredero de la Corona, el príncipe Haakon y la princesa Mette-Marit, es la más joven entre las futuras reinas de Europa, y goza de un estatus especial como la primera heredera al trono de la historia de Noruega. Al igual que Elizabeth de Bélgica, ella también acude a un colegio público con la diferencia de que su labor de princesa ya comenzó y tiene mayor protagonismo en los eventos del Día de la Independencia de Noruega.

ESPAÑA

La costumbre de los españoles de ser liderados por el sector masculino no ha cesado, pero desde el nacimiento de la infanta Leonor de España, hija del príncipe heredero Felipe de Borbón y la princesa Leticia, eso en cualquier momento podría cambiar.

Las leyes españolas siguen sosteniendo que si los príncipes tienen un varón sería éste el heredero del trono de su padre, sin embargo, de no ser así, España nuevamente sería liderada por una mujer como otrora.

SUECIA

La menor de las futuras monarcas acaba de nacer (23 de febrero de 2012), sólo tiene cuatro meses de edad y ya tiene en su destino llevar la corona sueca. Es la segunda en la línea de sucesión al trono, después de su madre, la princesa heredera Victoria y su nombre completo es Estelle Silvia Ewa Mary.

JAPÓN

En el continente asiático también se debate la existencia de una fémina en el poder, puesto que el nacimiento de la princesa Aiko, hija del príncipe heredero Naruhito y su esposa la princesa Masako, abrió un debate de sucesión del país, limitada a los hombres. La pareja pasó ocho años intentando engendrar un bebé antes de la llegada de Aiko, dando pie a comentarios de que Naruhito intentaría modificar la constitución para que su hija se convirtiera en la primera emperatriz del país en 250 años.