Temas Especiales

29 de Sep de 2020

Café Estrella

La reina del pop, un fracaso en el cine

PANAMÁ. En la industria del entretenimiento, Madonna Louise Veronica Ciccone es un icono de un indiscutible legado en la cultura pop. Ha...

PANAMÁ. En la industria del entretenimiento, Madonna Louise Veronica Ciccone es un icono de un indiscutible legado en la cultura pop. Ha vendido cerca de 500 millones de discos. Se mantiene como una exitosa cantautora, diseñadora de moda, escritora de libros infantiles, directora de cine, productora, empresaria y dueña del sello discográfico Maverick Records.

Madonna ostenta el récord mundial Guinness como la cantante más exitosa y de mayores ventas musicales de todos los tiempos. Ha sido la solista con mayores ventas, sólo superada por Barbra Streisand en Estados Unidos y detrás de The Beatles, está en el afamado ‘Billboard Hot 100 All-Time Top Artists’, pero en el codiciado estrellato cinematográfico, es una actriz que ha fijado récords en las premiaciones de Razzies como una de las peores intérpretes en el celuloide, gracias a trabajos como Sorpresa en Shanghai (junto con su entonces esposo Sean Penn), ¿Quién es esa chica? (dirigida por James Foley), Barridos por la marea (su ex esposo Guy Ritchie la dirigió) y The Next Best Thing (dirigida por John Shleschinger), solamente igualados o superados por estrellas como Sylvester Stallone, Pia Zadora, Adam Sandler o Demi Moore.

SU CARRERA COMO ACTRIZ

Eso sí, no todo ha sido malo en su carrera como actriz, productora y directora. Obtuvo un reconocimiento importante de crítica con la comedia ochentera Desesperadamente Buscando a Susana, de Susan Siedelman. Asimismo, ha sido dirigida por grandes nombres en el séptimo arte, entre ellos: Woody Allen Sombras y Nieblas, Abel Ferrara Un juego peligroso, Warren Beatty Dick Tracy, Penny Marshall A League of Their Own y Spike Lee Chica 6, y logró la actuación de su vida cuando Alan Parker extrajo lo mejor de ella como intérprete y actriz para su filme Evita, que le hizo merecedora del Globo de Oro en la categoría de Mejor Actriz en Musical o Comedia.

Madonna también ha estado trabajando en teatro. En las tablas ha aparecido desde 1980 cuando escribió su participación para la obra ‘In Artificial Light’. Seis años más tarde colaboró junto con su entonces esposo, Sean Penn, en la puesta en escena de ‘Goose And Tom-Tom’ y luego colaboró con el difunto Ron Silver (Timecop) y el actor Joe Mantegna (Criminal Minds) para Speed-The-Plow.

Ella ha rechazado interesantes ofertas en Hollywood. Casino, de Martin Scorsese, cuyo papel fue al final para Sharon Stone, Gatúbela para el filme de Tim Burton Batman vuelve y el protagónico en Los Fabulosos Chicos Baker. En estos dos últimos casos, al final ambas selecciones fueron para la talentosa Michelle Pfeiffer.

FACETA COMO PRODUCTORA

En su faceta como productora de películas, se le recuerda por el apoyo a la serie infanto juvenil del Agente Cody Banks, con el joven actor Frankie Muñiz; al tiempo que como guionista y directora ha tenido la oportunidad de trabajar en dos proyectos en los últimos cuatro años.

Su primera aparición detrás de las cámaras fue para el filme Filth and Wisdom (2008), sobre las relaciones entre un cantante/dominatrix, una bailarina de ballet que gana dinero extra como stripper y una joven aristócrata que trata de juntar fondos para ayudar a niños huérfanos en África.

Hasta la fecha, la película más publicitada de Madonna ha sido su más reciente proyecto W.E., un drama que se centra en la abdicación de Eduardo VIII cuando contrajo nupcias con la ciudadana estadounidense Wallis Simpson, contado en paralelo con la historia de una mujer casada que se obsesiona con lo vivido por Wallis, viviendo un romance con un guardia de seguridad de origen ruso.

Para esta película, la diseñadora de vestuario Arianne Phillips recibió una nominación en los premios Oscar y Madonna compartió un globo de oro en la categoría de mejor canción del año por el tema ‘Masterpiece’, que escribió junto con James Harris y Julie Frost.

No hay duda de que Madonna es una máquina de reinvención permanente. En el cine aún le quedan múltiples proyectos por desarrollar y sigue apostando hasta convertirse en una diosa definitiva en todos los formatos en la industria del entretenimiento.