Temas Especiales

13 de Apr de 2021

Café Estrella

Una mirada a la realidad actual

PANAMÁ. Alemania, 1891. Un mundo donde los adultos son quienes controlan todo. La bella Wendla Bergman explora su cuerpo y le pregunta a...

PANAMÁ. Alemania, 1891. Un mundo donde los adultos son quienes controlan todo. La bella Wendla Bergman explora su cuerpo y le pregunta a su madre de dónde vienen los bebés. En otra parte Melchior, un joven valiente y brillante, defiende a su mejor amigo Moritz, un muchacho tan traumatizado por los cambios de la pubertad que no se puede concentrar en nada más. Una tarde en el bosque, Melchior y Wendla descubren el deseo como nunca antes habían sentido. Ésta es la historia que Producciones Talingo desarrollará en nuestro país a través de un musical.

Alejandra Araúz, productora teatral de Producciones Talingo, confesó que escogieron este musical porque les encanta, porque tiene un mensaje muy claro del joven a la sociedad doble moral, ‘porque sabíamos que si alguien iba a llevar a escena ese musical, teníamos que ser nosotros, una productora joven, pero al final la estamos poniendo en escena porque sentimos que es algo de lo que se debe hablar, se deben dejar atrás los tabúes, la doble moral y el joven debe ser capaz de hacer su propio destino, no dejarse convertir en víctima de las circunstancias que lo rodean’.

Este musical, que ha sido ganador de ocho premios Tony, con texto y letras de Steven Sater y música de Duncan Sheik, se presentará del 16 de septiembre al 1 de octubre en el Teatro Amador y será a beneficio de la fundación Aid for Aids.

Según Araúz, ésta es una obra para mayores de 14 años, pero menores de 14 años pueden ir acompañados del adulto que luego deberá responder todas las preguntas que les quedarán al terminar la obra, ‘ porque de eso se trata de dar la información real, sin tabúes’.

Para los 23 jóvenes que forman parte del elenco de este musical, el principal objetivo es recordarle al joven que ellos son el cambio que esta sociedad quiere ver, que es hora de alzar la voz y pelear por sus derechos, derecho a la información real, derecho a ser aceptados como son, derecho a exigir mejor calidad de vida y oportunidades, pero no solo pidiendo sino proponiendo y haciendo un cambio desde ellos hacia la sociedad. Y al adulto quieren recordarles lo que es ser joven y encontrarse con todas estas nuevas cosas: tu primer amor, cuestionarte cosas, no entender hacia dónde va todo, tener preguntas. ‘Queremos crear conciencia tanto en el joven como en el adulto, queremos crear una sociedad más consciente, más real, menos doble moral, todo esto por medio del teatro, el arte y la cultura’, finalizó Araúz.