Temas Especiales

11 de Apr de 2021

Café Estrella

La multiplicidad de Luis Cobos

PANAMÁ. Decir Luis Cobos es mencionar uno de los personajes más importantes de la industria musical de las últimas tres décadas. También...

PANAMÁ. Decir Luis Cobos es mencionar uno de los personajes más importantes de la industria musical de las últimas tres décadas. También, uno de los más polifacéticos.

Luis Cobos estuvo particpando en el concierto Música Maestro que se realizó en el Teatro Nacional de Panamá el pasado jueves y en el que participaron jóvenes instrumentistas.

Para Cobos —quien ha dirigido grandes sinfónicas como la Royal Philarmonic Orchestra, la Orquesta Filarmónica de Viena y The London Symphony Orchestra, por mencionar algunas— compartir con estos incipientes músicos, es algo maravilloso: ‘Es un placer estar aquí. Son muchachos que están tratando de abrirse camino en una profesión tan difícil como es la música sinfónica, y además ellos están llamados a ser los guardianes este género musical’.

El conductor añade que ‘Música maestro’ es una gran iniciativa ‘para la formación de una gran orquesta juvenil iberoamericana. Ya hay grandes orquestas juveniles en países como Venezuela, Colombia y México; pero Panamá ha tomado la bandera y coloca la primera piedra de este movimiento musical’.

El manchego, quien ha dirigido en La Scala de Milán y ha trabajado con figuras de la ópera como Plácido Domingo y José Carreras; revolucionó en la década de 1980 cuando empezó a crear arreglos sinfónicos para música tradicional de distintos países y, además añadirle cierto toque ‘pop’.

Su primer experimiento fue el disco Zarzuela de 1982 en el que le dio un nuevo aire a temas clásicos de lo que muchos consideraban un género ‘menor’. El éxito de este álbum le trajo gran reconocimiento y ventas que le hicieron merecedor de discos de platino.

A partir de este momento, Cobos se catapultó a una popularidad inimaginada. y Aprovechando esta innovadora fórmula continuó con las fusiones, las cuales no se limitaron a la zarzuela sino también a música folclórica de México, pasodobles, ópera y demás.

Quizás, como comenta, fusionar es algo de todos los días; sin embargo, cuando él irrumpió en el mercado discográfico como director, combinar no era cosa de todos los días. Sobre esto dice el español: ‘ya la fusión no hay que buscarla, porque estamos en ella. Además es algo inevitable, en parte porque el mundo camina hacia un mestizaje en todos los sentidos (alimenticio, religioso, etc.). La música es una de las expresiones populares más genuinas que hay. La música es una de las formas más claras de comprender lo que viene en el futuro. El mestizaje es lo que viene y por mi parte es bienvenido’.

Unido a este mestizaje, también está el hecho de cómo la tecnología ha cambiado las cosas: ‘Hoy en día, solo que sea algo tradicional, cuando escuchas la radio ya no puedes saber de dónde viene la música. Antes tenías que ir a un estudio a grabar, hoy en día con mil dólares puedes grabar tus cosas. Requiere más tiempo pero la tecnología es la misma. Eso es igual con los músicos de hoy, tienen mucha más información disponible. Antes las cosas se estudiaban a través de libros solamente, hoy en día están las redes sociales, el Internet, donde con un clic consiguen lo que buscan’.

Algo que ha aprendido Cobos en sus 30 años de carrera (los cuales planea celebrar con una recopilación de su trabajos más exitosos), es que el talento está ‘donde menos uno lo espera. El talento está en cualquier lado’ Además, Cobos considera que los músicos de hoy deben ser ‘nómadas’.

Cuando se le pregunta qué le puede faltar a alguien que ha abarcado tanto y que ha hecho tantas cosas en su carrera, Cobos dice sin dudar: ‘existir y vivir’.