Temas Especiales

05 de Mar de 2021

Café Estrella

Arte sin límites

PANAMÁ. Hace poco trascendió la noticia del bloqueo y paralización de la administración pública en Estados Unidos. La razón: un presupue...

PANAMÁ. Hace poco trascendió la noticia del bloqueo y paralización de la administración pública en Estados Unidos. La razón: un presupuesto débil. Aunque es una situación que pone en vilo no solo a la nación norteña; esto no hace temblar a la gestión cultural de dicho país.

Según cuenta Elizabeth Troitiño, directora de la fundación Danza Nova, en aquella nación el movimiento cultural se ha desarrollado a través de políticas que permiten el surgimiento de organizaciones no gubernamentales estables. Pero para que estos organismos logren funcionar existen otras entidades como el National Endowment of the Arts, que es una dependencia federal encargada de promover las artes.

En Estados Unidos no hay un ministerio de cultura y como aquí, este rubro es el que menos presupuesto maneja, pero no ha sido excusa para dejar de trabajar en la formación cultural, de hecho gran parte de los movimientos se costean a través de fondos de entidades privadas. Los gestores no esperan a que el gobierno llegue a darles un cheque.

A través de la Embajada de Estados Unidos acreditada en Panamá y financiada por el Departamento de Estado de Estados Unidos, Troitiño fue invitada a ver y palpar de primera mano cómo es dicho desarrollo.

‘Del 17 de agosto al 7 de septiembre estuvimos participando en el Programa de Liderazgo para visitantes internacionales con el tema de la ‘Promoción del Cambio Social a través del Arte’, cuenta Lilah. En esos días recorrió cinco ciudades con características distintas (Washington DC, Nueva York, Nueva Orleans, San Francisco y Santa Fe- Nuevo México); cada una de ellas ha sacado a la luz planes culturales exitosos. ¿Cuál es la fórmula para dicho éxito? Lilah, como se le conoce a Elizabeth, comenta que no hay ningún mapa trazado. La realidad que comparten todos los gestores culturales de las cinco ciudades visitadas es el desafío para obtener el dinero.

Aún con todo y el reto que supone, el arte parece estar en cada esquina de los sitios recorridos. En las galerías, en los museos —continúa diciendo Lilah— en los teatros, en las escuelas, en los callejones de un barrio, en los parques, en los aeropuertos y en los edificios públicos, lo más importante es que es accesible a todos.

DESPUÉS DE LA TORMENTA VIENE LA CALMA

Ni siquiera los desastres naturales son razón para que la cultura se paralice. En una región como Nueva Orleans, que ha sido duramente golpeada por tormentas, se aprovechó el estado crítico para salir a impulsar la gestión cultural y se rescataron estructuras muy deterioradas. En esta ciudad se tuvo que empezar de cero luego del huracán Katrina, mas hoy existen planteles donde se están introduciendo las materias de artes (música, teatro, danza, spoken words) no como materia opcionales o secundarias sino como materias principales, que junto con las materias tradicionales conforman el pénsumacadémico para los niños. Allí los maestros de matemáticas y de música se unen para planificar el programa o metodología para enseñar a los niños a contar.

UNA FRENÉTICA NUEVA YORK SIN DISCRIMINAR CONDICIÓN

En esta ciudad, Troitiño tuvo la oportunidad de conocer dos ongs que trabajan con personas con condiciones especiales: Inclusion in the Arts y Disability in Entertainment and arts link (DEAL). Ambas son dirigidas por artistas con alguna discapacidad y así mismo ellos apoyan la inclusión de colegas en igual situación. Realizan producciones de teatro, cine, televisión, por citar algunas. También trabajan asesorando a escritores, directores, productores, técnicos y ejecutivos de la industria cultural para poder acercar a estos artistas con discapacidades al proceso creativo. En fin, van más allá de luchar por una rampa para que una persona con silla de rueda puede llegar a una obra o exposición fotográfica.

TRABAJANDO CON LA JUVENTUD

En cada una de las ciudades visitadas se notó la labor que hacen con los jóvenes. En ellas existen muchos talleres que les brindan la oportunidad de desarrollar habilidades, perfeccionar técnicas e incluso a generar ingresos. ‘En Precita Eyes Mural capacitan a los jóvenes en las técnicas muralistas y ellos entonces pueden ganarse la vida pintando murales. Asimismo Bay Area Video Coalition, que es una ong que capacita a chicos y chicas en el desarrollo de habilidades de artes de video tecnología’.

Estos son solo algunos de muchos ejemplos que pudieron palpar los gestores culturales de los 21 países que fueron invitados para participar del programa Cambio Social a través del Arte, pero las opciones y las formas son incontables, todo depende del deseo de los involucrados. En dicha gira estas personas conocieron que por medio de las distintas ongs visitadas y entidades conocidas podrían realizar proyectos de intercambio cultural entre los grupos estadounidenses y los de sus países; solo deben cumplir con los requisitos y procesos, que aunque llevan un protocolo no son imposibles.