Temas Especiales

01 de Apr de 2020

Café Estrella

‘Nos falta una banda con nombre de otro país’

PANAMÁ. La preparación de las candidatas de Panamá a Miss Universo mejora a cada año, pero los resultados no se notan. Este año el triun...

PANAMÁ. La preparación de las candidatas de Panamá a Miss Universo mejora a cada año, pero los resultados no se notan. Este año el triunfo lo obtuvo Venezuela y la panameña ni siquiera fue semifinalista. ¿Qué es lo que pasa? ¿Por qué no logra su cometido?

Siempre las Miss Panamá son vistas como ‘las favoritas’ dentro del Miss Universo, pero el favoritismo casi nunca alcanza llegar al grupo de las 16 semifinalistas, ‘nos hace falta tener una banda que diga otro país. Porque nos tienen vetados. No hay más explicación’, comentó Marisela Moreno, presidenta de la Organización Miss Panamá (OMP) ante el resultado del concurso este año.

Las únicas panameñas que sí han logrado entrar son: Marissa Burgos Canalías, en 1983; María Lorena Orillac en 1986; Lía Victoria Borrero, en 1997; Justine Pasek en 2002, ella ha sido la única panameña en obtener la corona; Stefanie de Roux, en 2003; y la última Sheldry Sáez, en 2011.

EL TRABAJO DE BRID

Al igual que la presidenta de la OMP, existen otras conocedoras de certámenes de belleza que se manifestaron en cuanto al desempeño de la panameña dentro del Miss Universo 2013. Carolina Brid, que estará de regreso en nuestro país el 14 de noviembre, escribió en su red social, Instagram, que entregó su alma y corazón y que al momento de quedar fuera de la elección se sintió muy triste, ‘pero cada hora que pasa empiezo a comprender el propósito de Dios en mi vida, he vivido la victoria, he vivido la derrota’.

Para Marianela Lacayo, Miss Nicaragua 2002, Brid hizo un trabajo impecable, que la debió haber llevado al cuadro de 10, por lo menos, ha sido de las más completas que ha mandado la OMP. ‘Sin embargo solo el jurado sabe qué vio mejor en las otras chicas que sí entraron a los cuadros’.

Lacayo explicó que los concursos de belleza son impredecibles para el público que no está viendo en cada momento todas las jugadas de las representantes, como si fuera un partido de fútbol, en donde hay reglas y un partido donde se ven los movimientos y trabajo del jugador, lo que va dejando evidencia clara de quién es mejor atleta. Y en los concursos se está muy en dependencia del gusto y perspectiva de cada jurado. ‘Así como seguramente alguna tendencia de la misma organización de Miss Universo, sobre qué buscan o prefieren para cada año’.

Allí es dónde María Sofía Velásquez, Miss Panamá para Miss Universo 1993, aseguró que siempre es así en los concursos. Algunas favoritas no pasan; ‘Panamá estuvo fabulosa, creo que hizo muy buen papel. No diré que era la más bella de los últimos años, porque todo es relativo, pero es impresionante lo profesional que es, estaba muy bien trabajada en general, y tenía un romance apoteósico con las cámaras, pero no sé cómo se haya proyectado en lo personal tete-a-tete con los jurados...’.

EL GRUPO DE LAS 16

En esta posición las especialistas en el tema no concordaron, mientras que Lacayo aseguró que estuvo de acuerdo con el 60% de las elegidas, pues para ella Panamá, Francia, Corea, Bolivia y Chile, debieron entrar al cuadro de las 16; para Velásquez, este primer cuadro estuvo muy bien, ‘sacaron a varias muy finas... quedó un grupo de bellezas ordinarias. Filipinas, España, Indonesia, India, República Dominicana, no son finas’.

Lo que sí queda en evidencia, explicó Velásquez, es que el modelo de Olivia Culpo, Miss Universo 2012, una mujer de belleza ordinaria, predominó.

Fue de esta manera como Gabriela Isler, Miss Venezuela, de 25 años, le arrebató la corona a la española, Patricia Yurena Rodríguez, quien se perfilaba como la favorita en las principales casas de apuestas de todo el mundo.

‘Si me dejo llevar por su belleza física, proyección, desempeño en el escenario y respuesta, considero que no era la mejor. Otras mostraron mucho más’, expresó la Miss Nicaragua 2002.

Aunque también aceptó que hay muchos elementos que no se ven por televisión, como todos los eventos a los que asistieron y su desempeño en cada momento, y la entrevista con el jurado. ‘Es por eso que en muchas ocasiones no entendemos por qué entran unas chicas y no otras que a simple vista nos parecen mejor para entrar a los cuadros’.

Para Velásquez, con Estados Unidos, Puerto Rico, Ucrania y alguna más fuera, Miss Venezuela tenía que ganar, ‘pero yo veía tan mal la cosa que ya veía aterrada a España o a Filipinas coronadas’.

Para la Miss Panamá 1993, está mejor que claro que si no ganaba ella [Venezuela] entre las cinco, hubiera sido, oficialmente, el peor Miss Universo. ‘La mujer es linda, tiene clase. No la pueden condenar por una preliminar insegura en un traje difícil. Era la mejor de las cinco, aunque no la mejor de las 16’, finalizó.