Temas Especiales

08 de Mar de 2021

Café Estrella

La fiesta de la Epifanía

PANAMÁ. La profecía del profeta Isaías que consistía en que del lejano Oriente se aproximarían unos ‘Magos’ que traerán presentes para e...

PANAMÁ. La profecía del profeta Isaías que consistía en que del lejano Oriente se aproximarían unos ‘Magos’ que traerán presentes para el recién nacido niño Jesús que se encontraba en Belén se cumplió.

El sacerdote Domingo Escobar Chávez de la Parroquia Nuestra Señora del Carmen de Juan Díaz explica que los magos eran paganos, pero aún así reconocieron el nacimiento de Jesús, ellos fueron guiados por una estrella hasta donde había nacido Dios.

Se les decía magos porque podían predecir el futuro teniendo la revelación que en Belén se iban a encontrar con el niño Rey. Al llegar se acercaron al recién nacido que se encontraba en un pesebre y le dieron regalos. Uno traía oro, eso representaba realeza, otro incienso que formaba parte de rituales religiosos y divinos y el último mago le trajo al niño la mirra, ella representaba la carne, la parte humana de Jesús y que luego sería sacrificada para el perdón de la humanidad.

Hoy no solo se celebra la llegada de los Reyes Magos, también hay que reflexionar sobre el mensaje que trae el niño Dios: ‘La paz y la justicia para el mundo entero’, menciona el padre Escobar.

La fiesta de los Reyes magos es una celebración de la Epifanía que es la manifestación del Señor a su pueblo. Por eso se les da regalos a los niños, representando cómo los Magos se presentaron ante el Rey, pero se está perdiendo.

El párroco Escobar expone la realidad del consumismo, eso hace que el significado de la fecha según las escrituras no se conozca. ‘La solidaridad de los magos ofreciendo regalos ha disminuido y la lectura de la biblia es escasa’, dice.

El sacerdote César Gutiérrez, de la Basílica Menor Don Bosco se une al llamado de Escobar, para que los feligreses retomen la importancia de conocer el significado de esta fecha y de leer las escrituras.

‘Es fundamental que en esta época la reflexión en las familias sean prioridad por que hay que darle las gracias a Dios y creer en su divinidad’ aporta el párroco Gutierrez.

Además los dos sacerdotes están de acuerdo en que es tiempo de solidaridad. Es momento de que ese valor se expanda, y no solo con los pequeños de la casa, si no también con las personas más necesitadas. El llevar un presente a un niño o un anciano que por las dificultades de su entorno no ha podido recibir algún regalo, hará la diferencia.

El padre Escobar aprovecha para hacer un llamado de atención a los padres de familia ya que no solo se trata de dar un regalo, es hacerle entender a los hijos la importancia del significado religioso, en esos casos los padres hacen de docentes y les enseñan a los hijos el por qué de esta festividad. Además, los pequeños aprenden de la generosidad a ser más humildes y vencer el egoísmo.

Como conclusión el sacerdote Gutierrez recalca que ‘si no existiera Jesús, no hubiera Navidad ni Reyes Magos’, que no olvidemos en dar las gracias y seguir como feligreses en la participación de la comunión y de la evangelización de la palabra mediante buenos actos.