Temas Especiales

05 de Mar de 2021

Ciencia

La ciencia detrás de los primates

La FCPP tendrá una jornada científica en una área de Chiriquí. ¿Qué tanto inciden los monos sobre un cultivo?

El próximo 22 de abril, la Fundación Pro Conservación de los Primates Panameños (FCPP) llevará a cabo una intervención científica en la provincia de Chiriquí.

La iniciativa forma parte de la Semana de la Sostenibilidad, que promueve la organización Portafolio Verde en 22 países de Iberoamérica.

‘Ese día vamos a iniciar a buscar los grupos de monos que hay en la finca Majagua Civil (Barú), censarlos, realizar un muestreo y dar docencia a siete voluntarios del proyecto de rescate del mono cariblanco', dice Luz Loría, directora del Proyecto de Conservación del Mono Cariblanco (cebus imitator) en Agro-ecosistemas.

Esta intervención es organizada también por Elvia Miranda, directora del Proyecto de Conservación del Mono Tití Chiricano (saimiri oerstedii), en conjunto con la familia Chavarría, quienes productores agropecuarios de la comunidad ubicada en Barú.

El propósito de esta iniciativa es recolectar datos que ayuden a comprender mejor cuál es el beneficio o daño de la incursión de un primate en los cultivos.

‘Es un problema general que se está trabajando por primera vez en Panamá', dice el presidente de la FCPP, Pedro Méndez-Carvajal, quien menciona proyectos en otros puntos del país donde estas investigaciones están más avanzadas.

MÁS SOBRE LA FUNDACIÓN

La FCPP es una de las organizaciones cuyos avances científicos han sido pioneros en Panamá.

Un ejemplo de ello fue el uso de cámaras trampa para fotografiar animales en su hábitat natural, lo que los llevó a crear el Sistema de Cámaras Orión (SCO), una nueva técnica que permite instalar estos dispositivos en la parte media alta del bosque (a más de 12 metros de altura) sin escalar árboles.

Este sistema creado en Panamá logró la distinción ‘Proyecto Causa del año 2015-2016' en dos oportunidades en la Universidad de Oxford Brookes, Reino Unido, según resalta Méndez-Carvajal.

La FCPP se autodefine como una ONG sin fines de lucro, cuyo interés es el estudio científico de los primates y la biodiversidad de sus hábitats; una fundación que surge como respuesta a un problema de deforestación.

‘Debido a la incursión del ser humano dentro de ecosistemas boscosos para extraer madera, minerales, represar, cultivar e instalar viviendas, la cobertura boscosa y el microclima se están afectando. Los primates no humanos (monos), son de hábitos arborícolas, por lo que la remoción de vegetación los limita y afecta drásticamente', explica Méndez-Carvajal en una nota escrita enviada a este diario.

Fue en 2001 que empezaron a contabilizar las poblaciones de las 13 subespecies de monos que tiene Panamá, con el fin de que ‘con la información correcta' el gobierno panameño ‘mejore el manejo y las decisiones con los recursos naturales'.

Los esfuerzos de la FCPP están enfocados en: constantes visitas a las comunidades, educación ambiental, reforestación, entrenamiento a estudiantes, producción de material educativo, asesoría científica, monitoreo de murciélagos y ayuda comunitaria, entre otros.

‘Existe una opción para encontrar un aporte científico mayor a nuestro Panamá: el propio conocimiento científico y la búsqueda de una especialidad no solo en primates sino en cualquier especie animal o vegetal', concluye Méndez-Carvajal, quien ha sido becario de la Secretaría de Ciencia Tecnología e Innovación (Senacyt).