Temas Especiales

10 de Jul de 2020

Ciencia

La Nasa advierte que no hay una inminente 'edad de hielo' para las próximas décadas

Aunque sí habrá una reducción en la producción de manchas solares, no habrá heladas ni terremotos

El parque Omar: un ‘show’ natural
Al amanecer el sol se asoma entre el follaje de los arboles.Archivo | La Estrella de Panamá

Luego de que Tony Phillips, científico de la Agencia Espacial Norteamericana (Nasa) dijera en 2019 al diario británico The Sun que el sol está pasando por un extraño fenómeno, relativo a las manchas solares, que podría provocar heladas y terremotos. La agencia espacial advirtió que no va a darse una inminente "edad de hielo" o "pequeña glaciación" ocasionada por la prevista reducción en la producción de energía solar durante las próximas décadas.

En una publicación la Nasa, detalló que el Sol experimenta cambios naturales en su producción de energía durante toda su vida y que algunos ocurren durante un período regular de 11 años de máxima actividad (muchas manchas solares) y baja actividad (menos manchas solares), que son ciclos bastante predecibles.

“Pero, de vez en cuando, el Sol se vuelve más tranquilo, registrando menos manchas solares y emitiendo menos energía, lo que se conoce como ‘gran mínimo solar’. La última vez que ocurrió, coincidió con un período llamado la “Pequeña Edad de Hielo”, una época de actividad solar extremadamente baja, desde aproximadamente 1650 hasta 1715, que se dio en el hemisferio norte cuando una combinación de enfriamiento por aerosoles volcánicos y una baja actividad solar causaron temperaturas superficiales más bajas”, describió la Nasa en su portal.

En el artículo originalmente publicado en su blog Ask Nasa Climate, mencionó que en términos de forzamiento climático existe un factor capaz de empujar el clima en una dirección particular, lo que los científicos solares estiman será de -0,1 W/m2, el mismo impacto que causan tres años de incremento actual en la concentración de dióxido de carbono (CO2).

En ese sentido añadió que un nuevo gran mínimo solar serviría solo para contrarrestar unos pocos años del calentamiento climático ocasionado por la actividad humana.

Esto significa que el calentamiento causado por las emisiones de gases de efecto invernadero debido a la quema de combustibles fósiles es seis veces mayor que el enfriamiento correspondiente a décadas de un gran mínimo solar prolongado.

A la vez mencionó que si el período de gran mínimo solar durara un siglo, las temperaturas globales continuarían elevándose. “Esto se debe a que, además de las variaciones en la producción de energía del Sol, existen factores adicionales que inducen cambios en las temperaturas globales de la Tierra, el más dominante de ellos siendo el calentamiento por la emisión de gases de efecto invernadero generada por el hombre”, puntualizó la agencia espacial estadounidense.

Con esto la Nasa desmiente las noticias publicadas recientemente sobre que el sol se debilita y traería consigo periodos de mucho frío.