Temas Especiales

12 de May de 2021

Cine

Entre el amor y la amistad

La película busca ser atrevida pero se queda en el camino. En sus intentos por quitarse el traje de adolescente, Zac Efron sigue fallando

La historia de Las novias de mis amigos se centra en el personaje de Zac Efron, un joven soltero llamado Jason que no quiere comprometerse ni que sus amigos lo hagan. Por eso, con la excusa de que uno de ellos acaba de romper una relación, les hace prometer que no saldrán con nadie durante el mayor tiempo posible y que se dedicarán a divertirse.

Pero la promesa se hace difícil de cumplir. Jason conoce a una chica de la cual se enamora (Imogen Poots); y lo mismo les sucede a sus dos amigos. Daniel (Miles Teller) comienza una relación a escondidas con su mejor amiga (Mackenzie Davis) y Mikey (Michael B. Jordan), el recién separado, vuelve a salir con su ex (Jessica Lucas).

El problema es que Efron ya no es el galancete infanto juvenil de High School Musical, y esta película lo vuelve a colocar en un lugar muy cercano al de aquellas épocas. Y los buenos actores que lo rodean, sobre todo Miles Teller, que viene sorprendiendo desde Aquí y ahora (2013), e Imogen Poots, que ya había compartido unos minutos de cámara con Efron en Me and Orson Welles (2008), se colocan en la misma línea.

Pareciera que su novato director, Tom Gormican, se dedica a hacer que los personajes parezcan lo más cool posibles en vez de generar una estética o un contexto interesantes. Ese es el precio que decidió pagar por intentar llegar a un público adolescente y treintañero al mismo tiempo. Y ese término medio le quita fuerza al relato.

La película busca ser atrevida, pero se queda a mitad de camino. Tanto que, como ninguno de los personajes se interesa demasiado por el juramento de no comprometerse con una relación, no se entiende muy bien cuál es el conflicto de la historia.

Al final, lo único que importa, más allá de la amistad y de las promesas que se puedan hacer entre ellos, es el amor. Porque esta es una comedia de tres veinteañeros que quieren divertirse al estilo de las comedias universitarias, pero se pierden en una comedia romántica.