Temas Especiales

02 de Apr de 2020

Cine

Antología de superhéroes

La segunda parte de los ‘Vengadores' se estrena en Panamá. Es una de las películas más esperadas de Marvel

La primera entrega de Vengadores , en 2012, lo tuvo todo. No sólo porque por primera vez el sexteto de superhéroes compuesto por Iron Man (Robert Downey Jr.), Thor (Chris Hemsworth), Capitán América (Chris Evans), Hulk (Mark Ruffalo), Viuda Negra (Scarlett Johansson) y Hawyeke (Jeremy Renner) aparecía como un equipo en el cine.

Más importante aún era que la película que los involucraba se enmarcaba en una fórmula original e inteligente, con humor pensado y efectivo, una cantidad de acción justa, efectos especiales bien utilizados y hasta un poco de romance entre sus personajes. Todos esos componentes, además, llegaban bajo la impecable dirección de Joss Whedon, quien parecía conocer a los superhéroes mejor que nadie.

Eso explica, al menos en parte, por qué Vengadores: La era de Ultrón , la segunda parte de la saga que se estrena esta semana en Panamá, fue durante mucho tiempo una de las películas más esperadas. Y no sólo por los fanáticos de los cómics.

Si la primera Vengadores se dedicó a mostrar cómo unos superhéroes con personalidades dispares —y hasta opuestas— lograba transformarse en un sólido equipo, esta segunda entrega recorre el camino inverso para mostrar cómo la convivencia resurgirá todas esas diferencias imposibles de ocultar.

Los primeros minutos quizás sean de lo mejor del filme. Con gloriosos slow motions dirigidos otra vez con maestría y dinamismo por Whedon, el sexteto de superhéroes enfrenta a sus enemigos sin tregua. El escudo de Capitán América se une con el martillo de Thor para hacer más estruendo, Hulk aparece de fondo para destruir todo lo que encuentra a su paso, Viuda Negra y Hawyeke se cubren las espaldas como nunca. La acción no da respiro.

Pero después de esa batalla, llegará la desunión del equipo. Comenzará cuando Stark (más conocido por su alterego Iron Man) decide hacer uso de sus conocimientos científicos y tecnológicos para instalar un escudo alrededor del planeta Tierra, un proyecto pensado a espaldas de sus compañeros que resultará bastante distinto a lo previsto y hará que unos y otros pierdan confianza entre sí.

POR QUÉ ARREGLARLO SI NO ESTÁ ROTO

Entre la comedia que caracteriza a esta saga, escenas de acción espectaculares y algunos temas actuales abordados de manera superficial —como el de la seguridad y la imposibilidad de generar falsos muros en las fronteras—, Vengadores: La era de Ultrón volverá a la fórmula que funcionó en la primera parte de la saga.

Esto no es malo, en principio, para quienes busquen entretenerse. Pero aún así deja la sensación de que algo nuevo falta, de que las bromas se repiten, de que desde los estudios alguien pensó: ‘Por qué arreglarlo si no está roto'. Y en ese camino se pierde la belleza y la poesía —por decirlo de alguna forma exagerada— de la entrega de 2012.

Esto se siente más aún si tenemos en cuenta las últimas dos películas de Marvel. Tanto la segunda parte de Capitán América , dirigida por los hermanos Russo, como la irreverente Guardianes de la Galaxia , de James Gunn, parecían ser parte de un plan para ampliar las fronteras creativas y estéticas de este enorme universo de superhéroes. Y eso es justamente lo que no continúa en La era de Ultrón .

Aún así, cuando hay dinero y un buen equipo detrás, todo (o casi todo) es posible. Se siente que esta nueva Vengadores ya no tiene la libertad y la frescura de la primera, pero la fórmula que funcionó y atrajo al público vuelve a funcionar.