La Estrella de Panamá
Panamá,25º

19 de Sep de 2019

Cine

Érase una vez Tarantino

Del director estadounidense hemos visto una variada filmografía; para algunos muy querida, para otros muy decepcionante. Su penúltimo filme, como lo ha anunciado en Moscú, lo protagonizan Brad Pitt y Leonardo DiCaprio

Es cierto. Cada vez que se anuncia una nueva película de Tarantino, sus seguidores se preguntan si se trata de su mejor película, pues entienden que, desde que debutó en 1987 con el pequeño filme titulado El cumpleaños de mi mejor amigo , había en Hollywood una voz distinta, vigorosa, hiper violenta, pero muy cercana al movimiento que todos disfrutábamos: Cine B.

De esta manera, muchos ratones de videoclubes quedaron fascinados con su debut de 100 minutos titulado Reservoir Dogs, toda una obra maestra que revisa el género de gánsteres y se destaca por su arriesgada propuesta de diálogos y escenas controversiales.

Pero el resto del mundo no estaba preparado para Pulp Fiction , obra maestra que marcó un antes y un después en la manera como se contaban historias con altas dosis de violencia. A partir de ese momento, el nombre de Quentin Tarantino quedó grabado en la mente de generaciones como el más prolijo, mordaz y comprometido realizador, cuyo trabajo ha influenciado a nuevas generaciones.

Hemos visto una filmografía muy variada, para algunos muy querida, para otros muy decepcionante, porque pareciera que por momentos, se queda sin ideas originales y se repite, sin embargo, Tarantino ha ofrecido joyas cinematográficas como Bastardos sin Gloria o Django desencadenado , revisando siempre géneros que evocan momentos de un cine que tiene su público, pero algo marginado del mainstream .

En otros casos, presenta a actores poco conocidos, rescatados o reciclados, para recuperar sus respectivas leyendas. De esta manera, conocimos a Steve Buscemi, Tim Roth y Michael Madsen; reciclamos a John Travolta y Jennifer Jason Leigh, catapultamos a Uma Thurman, Samuel Jackson y Christopher Waltz y definitivamente recuperamos a Pam Grier, Robert Forrester, David Carradine, entre enormes estrellas del cine de explotación estadounidense.

‘En otros casos, presenta a actores poco conocidos, rescatados o reciclados, para recuperar sus respectivas leyendas'

Incluso, una de sus más cuestionadas películas, Los 8 más odiados , es gratamente recordada por tener la banda sonora que le permitió al extraordinario maestro Ennio Morricone, alzarse finalmente con una estatuilla Óscar y, a pesar de las críticas a lo lento del relato, las sobreactuaciones y la apuesta fallida que le cuestionan, el público se esperaba para una nueva aventura del chico malo del cine y cumplió, dada la respuesta desde la pasada edición del festival de Cannes.

Según relata una sinopsis de Wikipedia, en Érase una vez en Hollywood , ‘un actor de televisión y su doble se embarcan en una odisea para hacerse un nombre en la industria del cine por la época de los asesinatos de Charles Manson en 1969, en Los Ángeles'.

Menuda premisa para el desfile cómico con líneas alucinantes, una puesta en escena muy fiel a su época, actuaciones que inspiran y definitivamente un sello que se mantiene vigente, el de Quentin Tarantino.

Rápidos y Furiosos: Hobbs & Shaw

De la serie de Rápido y Furioso llega el primer ‘spin-off' titulado Hobbs&Shaw, en donde el agente Hobbs (Dwayne Johnson), el fortachón miembro de los servicios de Seguridad del Cuerpo Diplomático estadounidense, debe hacer pareja con Shaw (Jason Statham), un ex miembro de un cuerpo de élite del ejército británico para atrapar al villano anarquista mejorado ciber-genéticamente llamado Brixton (Idris Elba). El resto, que lo decida el público.

¿QUÉ DICEN LOS CRÍTICOS DE HOBBS & SHAW?

Cuando vas a ver una entrega de ‘Fast & Furious' esperas tres cosas: diversión, caras conocidas y acción que desafíe las leyes de la física. ‘Hobbs & Shaw' cumple sobradamente en los tres aspectos'

Para quienes llevan soñando años con este ‘spin-off': no saldrán decepcionados. (...) un gozoso entretenimiento (...) que, sobre todo, quiere reivindicar el cine de acción de toda la vida'.

Tiene una buena banda sonora original de ‘hip-hop' y una puesta en escena correcta para representar todos los huesos rotos que aparecen. Sin embargo, su ligereza se encuentra en un argumento carente de sentido alguno.