Panamá,25º

08 de Dec de 2019

Cine

El eterno sonido de The Beatles

‘Yesterday' , la nueva apuesta de Danny Boyle, el director de películas como ‘Trainspotting' y ‘¿Quién quiere ser millonario?' , imagina un mundo sin los cuatro de Liverpool

Si hay algo que perdura es la ‘beatlemanía'. No importa en qué generación nos encontremos, siempre existe una buena razón para que los genios de Liverpool estén rondando por nuestros sentidos. Ahora, con la fiebre de biográficos y películas musicales, el director Danny Boyle, uno de los mejores realizadores del cine británico y ganador del Oscar por Slumdog Millionaire (¿Quién quiere ser millonario?) , nos abre la puerta con Richrd Curtis, el realizador de joyitas del cine romántico como Love Actually y un lugar llamado Nothing Hill , para ofrecer Yesterday , que sigue el relato de Jack, músico que conoce las mieles del fracaso, que por cosas del destino tiene que sobrevivir en una ciudad que ha borrado a The Beatles por completo de la historia.

Sí, hubo un apagón en el mundo y no hay información sobre ellos en ninguna plataforma de conocimiento. De hecho, nadie conoce sus canciones, nadie canta ni baila sus temas y se desconoce que existieron en el siglo XX, excepto él, situación que aprovecha para posicionarse como artista y cantar canciones que inexplicablemente son inéditas, pero que son del catálogo de los creadores de ‘Love Me Do'.

Así, la vida del artista cambia y todas las redes sociales lo conocen como un fenómeno musical de primer nivel, con giras y la consecuente horda de fanáticos que ven en él un masivo espectáculo, que se ve en cierta forma obstaculizado por la fama, el éxito y la fortuna, no sin antes atravesarse la variable sentimental que lo pone en la encrucijada.

Aunque fresca y espontánea premisa, muy genérica y predecible en su ejecución, Yesterday es una oda a la pasión por la música y la sencillez de una historia que capta la atención del espectador, con canciones y buenas actuaciones.

Boyle, como siempre, demuestra que sólo se requiere ingenio para darle vida y sentido rítmico a una historia que aparenta ser plana y sin mayores sorpresas. Lo mejor, como siempre, su música, que en la era de reconocimiento a grandes hitos de la música nos mueve hacia esos momentos en que las canciones eran melódicas, claras y pegajosas sobre temas muy humanos y cercanos a nuestro sentir, sin importar en qué parte del planeta coexistimos.

Películas sobre The Beatles