Temas Especiales

29 de Jul de 2021

Cine

'1917', la perspectiva humana de la I Guerra Mundial

La nueva cinta de Sam Mendes es un prometedor vistazo a un recuerdo amargo en el libro de la historia

Para Mendes, la cinta es un recuerdo trágico y no uno nostálgico.The Guardian

La Primera Guerra Mundial no fue un suceso que se recuerde con cariño, al contrario, representa una fotografía en blanco y negro de vidas perdidas y soldados jóvenes luchando unos contra otros por la victoria de sus países.

Regresan los Bad Boys

Lee más

La nueva entrega del director británico Sam Mendes, 1917, lleva la configuración cinematográfica a un mayor nivel que sus producciones anteriores, haciendo sentir al espectador una conexión cercana y hasta palpable de las emociones y retos que enfrentan los dos jóvenes principales de la trama, Schofield y Blake.

Como punto de inicio en la historia, Schofield y Blake (interpretados por George MacKay y Dean-Charles Chapman) son enviados con un mensaje para las tropas británicas en el campo de batalla, uno que podría salvar innumerables vidas. En un momento, las diferencias y pensamientos juveniles se ven opacados por la guerra, de un escenario infernal a otro en una visión continua que no se detiene y que permite experimentar lo que ellos ven.

“Uno podría empatizar con la impotencia y el terror de los hombres jóvenes que no tenían nada que decir sobre su destino, actuando sobre las decisiones tomadas por los adultos”, explicó el actor Colin Firth al medio The Guardian.

Pero más allá de empatizar, Mendes estableció que la cinta da paso a recordar lo que se perdió.

“Las personas apegadas a algún tipo de visión nostálgica tratan estas guerras retrospectivamente como triunfos”, dijo Mendes al medio, “cuando de hecho, fueron tragedias”.

Y no es sorpresa que su primer filme fuera de la sombra del 007, resultara tan exitosa, dado que se basa mayormente en las historias de la guerra que su abuelo, Alfred Mendes, le contó cuando era niño.

Su abuelo era delgado y pequeño, perfecto para actuar de mensajero en las trincheras donde sirvió a los 16 años. Mendes admitió que “esa imagen de un pequeño hombre, corriendo a la deriva en ese vasto y brumoso paisaje, se quedó conmigo”.

Le cinta fue estrenada en Norteamérica el pasado 10 de enero, ya ha acumulado premios en los Globos de Oro y los SAG Awards. Ahora, se prepara para enfrentar a otros gigantes en los premios Óscar.