09 de Dic de 2022

Cine

'Free Guy: Tomando el control', la realidad detrás de la vida perfecta

En la nueva cinta de Shawn Levy, protagonizada por Ryan Reynolds y Jodie Comer, se vive una realidad violenta y descarada, a la cual deberán sobrevivir y salvar el mundo virtual que es su hogar

'Free Guy: Tomando el control', la realidad detrás de la vida perfecta
'Free Guy' se estrenará hoy en cines disponibles de Panamá.21st Century Fox

Una realidad ultraviolenta, descarada y reinada por el caos es el escenario en el que nos sumerge Free Guy: Tomando el control (2021), dirigida por Shawn Levy, con un guion de Matt Lieberman y Zack Penn, y protagonizada por Ryan Reynolds, Jodie Comer, Joe Keery, Lil Rel Howery, Utkarsh Ambudkar y Taika Waititi. La cinta, que estrena hoy en los cines disponibles de Panamá, relata la vida de Guy (Ryan Reynolds), un sencillo cajero en una tienda dentro del Free City Bank, siempre dispuesto a compartir una taza de café y con una inquebrantable actitud positiva; sin embargo, su vida da un giro cuando descubre junto a su amigo Buddy (Lil Rel Howery) que no son más que personajes de fondo en un violento y popular videojuego llamado 'Free City', distribuido por Soonami Studios.

Este descubrimiento empuja a Guy y Buddy a una aventura sin precedentes, encontrando nuevos aliados como la atractiva Chica Molotov (Jodie Comer), con quien deberá luchar para evitar que su mundo sea destruido por el malvado y codicioso director de Soonami Studios, Antwan (Taika Waititi). Esta misión se complica dada la naturaleza del mundo virtual en el que habitan, donde los jugadores (y sus avatares) llevan una vida descarada dentro del juego, y suben de nivel cada vez que cometen actos de hostilidad y vandalismo no provocados.

La Chica Molotov, cuyo nombre en la vida real es Millie, ayuda a Guy a entender que la única vida que ha conocido no es real, pero depende de él evitar que Free City sea descontinuada, y por tanto, él sea eliminado para siempre. Además, el arco de Millie nos muestra su principal objetivo: cobrar venganza de Antwan, ya que tiene evidencias de que robó una idea que ella y su amigo Keys (Joe Keery) y un programador de Soonami Studios vendieron a la compañía.

El positivismo de Guy se expande por el juego, siendo influencia para los jugadores y NPC (personajes no jugables) que él mismo va reescribiendo. La popularidad de Guy sigue creciendo, siendo en un momento el catalizador de un plan maligno por parte de Antwan para destruirlo, dada su amenaza contra el futuro de 'Free City', y el nuevo proyecto 'Free City: Carnage'. De este modo, Keys y un programador de Soonami llamado Mouser (Utkarsh Ambudkar) son encargados de eliminar de forma permanente a Guy del videojuego. Así, Guy se convierte en el único capaz de salvar, a su modo, al mundo de Free City.

'Free Guy: Tomando el control', la realidad detrás de la vida perfecta
Se destaca una relación romántica entre Chica Molotov y Guy.21st Century Fox

La cinta juega con los mensajes subyacentes sobre tomar las riendas de la vida propia, decidir nuestro futuro y trabajar en pro del bienestar de quien nos rodea. “Free Guy se trata en gran parte del viaje de evolución de este hombre que ha existido todo este tiempo únicamente dentro de un mundo armado y falso, y que tiene la candidez y la bondad de espíritu de las personas inocentes”, señaló Levy en una conferencia de prensa. “Como resultado tenemos el humor que todos adoramos de esos personajes, pero también tenemos un protagonista con el que es fácil conectarnos, un héroe que todos apoyamos y cuyas luchas sentimos visceralmente, y cuyos triunfos celebramos con pasión”.

Con la dirección del guionista Zack Penn (Ready Player One: Comienza el juego) y la historia creada por Matt Lieberman, nos adentramos en el mundo de Guy con un arco de personaje tan bien definido que puede convertirlo en uno de los personajes más identificables en el universo cinematográfico de historias basadas en héroes de videojuegos.

Las probadas de este universo que han existido desde los escenarios de Tron (1982), las nuevas cintas de Jumanji (2017-2019), y el propio Ready Player One (2018), muestran una colisión entre la vida real y el mundo virtual donde yacen los personajes, pero Liebermann trabajó en el universo de Free City con una facilidad de visualización que permite al espectador entender a los personajes, aún más a Guy dentro de sus misiones, y formar una opinión concreta sobre cada uno en la duración de la cinta, además de una reflexión final sobre un cambio de realidad posible.

En una conferencia de prensa, la actriz Jodie Comer (Killing Eve, The Last Duel) detalló el proceso de grabación de una cinta como Free Guy: Tomando el control, como un “viaje creativo de diferentes ideas nacidas de la historia de Liebermann”. “Hubo mucho que hacer en términos de crear la presencia de los personajes en escena, es decir, cómo es la persona de Millie y cómo es Chica Molotov, y unirlas para que no se sintiera una gran diferencia, ya que yo me considero más una Millie, pero también una Chica Molotov”, apuntó la actriz ganadora de un premio Emmy.

'Free Guy: Tomando el control', la realidad detrás de la vida perfecta
Reynolds destacó la importancia del trabajo en equipo en la cinta.Redes Sociales
“Todos podemos ser nuestros peores críticos, pero también nuestros mejores campeones para lograr lo que nos proponemos” JODIE COMER, ACTRIZ.

“Millie es tan inteligente. Es ingeniosa, decidida. Cree en sí misma, que es algo que admiro. Y es graciosa”, cuenta Comer. “Pero creo que lo que más me fascina es que a pesar de que le ha pasado algo malo, está decidida a hacer bien las cosas”.

La química entre el trabajo actoral de Comer y Reynolds es casi tan perfecta como la vida de Guy en Free City, pero también supuso un trabajo de comunicación y estrategias en el set. “Ryan fue un gran compañero y le inyectó esa pureza a Guy que es su insignia en cuanto a carácter”, indicó Comer, “además del humor y la toma de decisiones necesarias para sacar a flote la historia”.

“Me cautivó el personaje de Guy, quien está buscando algún tipo de autoría en su vida y una sensación de pertenencia”, explicó Reynolds. “Tiene una suerte de inocencia infantil, y como un patrón bien rutinario que repite a diario. Además, es obscenamente optimista, pero luego conoce a esta mujer que lo ayuda a crecer, y creo que es algo con lo que muchas personas se podrán sentir identificadas. Ella (Comer) lo ayuda a crecer de muchas maneras interesantes y únicas, y a partir de eso, él va ganando entidad y cierta capacidad para empezar a pensar por sí mismo”.

'Free Guy: Tomando el control', la realidad detrás de la vida perfecta
Antwan, Mouse y Keys en una escena de la película.21st Century Fox

Un relato que trasciende

Para Comer, la historia de Guy llegó a la pantalla grande en un “momento oportuno”, siendo un relato que se amolda a “la situación actual, en donde cada uno debemos ser el héroe que necesitamos”. La actriz inglesa recalcó: “Estamos en un mundo diferente del que era antes de grabar Free Guy, y ahora las personas están buscando algo de alegría y diversión, lo que ofrece nuestra película; además, promueve el concepto de ser generosos y menos egoístas”.

“Se trata de la autorrealización, de apoderarte de tu propio poder”, comentó Comer, “y creo que todos tenemos una conexión personal con eso, dado lo que hemos pasado”. La vida rutinaria de Guy se ve forzada a salir de la zona de confort que muchas veces los videojuegos traen consigo, para lograr cosas más allá de lo que como un personaje de fondo (como muchos podrían sentirse), pensó que podría.

'Free Guy: Tomando el control', la realidad detrás de la vida perfecta
'Free Guy: Tomando el control', la realidad detrás de la vida perfecta

Más allá de ser la cinta de acción, videojuegos y ciencia ficción de la temporada, Free Guy se presenta como una película centrada en el trabajo en equipo y en la posibilidad de mantener una actitud positiva en medio de las adversidades del entorno, para así lograr un cambio importante en nuestras vidas.

“Lo esencial que quisiera que los espectadores se lleven luego de salir de la sala, es que todos podemos ser nuestros peores críticos, pero también nuestros mejores campeones para lograr lo que nos proponemos”, anotó Comer, “en mi trayectoria actoral he recibido muchos 'no', y la persona que me ha ayudado a superarlo he sido yo, así que como Guy, todos tenemos la oportunidad de no detenernos, sino impulsarnos hacia lo desconocido que podría ser lo mejor que nos haya pasado”.