Temas Especiales

17 de Ene de 2022

Cultura

Pasiones de una diva

NUEVA YORK.Sarah Jessica Parker, Kim Cattrall, Kristin Davis y Cynthia Nixon no son los Beatles, pero es lo que parecían cuando las “Fab...

NUEVA YORK.Sarah Jessica Parker, Kim Cattrall, Kristin Davis y Cynthia Nixon no son los Beatles, pero es lo que parecían cuando las “Fabulosas Cuatro” estaban rodando “Sex and the City: The Movie”.

Durante la filmación en las calles de Manhattan, en 2007, los blogs y las transmisiones de radio revelaban el lugar de filmación de cada día. Los paparazzi parecían tiburones frenéticos de hambre y las enormes multitudes se arremolinaban prácticamente doquiera que se presentaran las estrellas.

“Estábamos impactadas, emocionadas, halagadas y sorprendidas,” confiesa Parker, que también se desempeñó como productora de la película. “ Realmente no nos lo esperábamos”. Como productora me complicó las cosas, definitivamente, pues había problemas. Después de un tiempo ya no controlábamos el calendario, pues nos las teníamos que ver con las multitudes. Pero esos son los mejores problemas que uno puede desear, suscitar ese tipo de entusiasmo y que la gente siga interesada en esos personajes.

“Aunque los paparazzi eran más bien la mosca en la leche, era muy bonito que la gente se interesara. Así que más bien nos adaptamos. Todo eso estaba en nuestra periférica, pero teníamos que apartarlo y hacer nuestro trabajo”.

Por mucho tiempo pareció que una película de “Sex and the City” era tan probable como que Carrie Bradshaw (Parker) se casara con Mr. Big (Chris Noth) o que Charlotte York (Davis) tuviera un hijo. La serie de HBO había terminado su carrera de seis años en 2004 y el intento anterior por llevarla a la pantalla grande se vino abajo cuando Cattrall se negó a participar. Con el tiempo, Parker lo volvió a intentar, elaborando un libreto con el veterano de la serie Michael Patrick King, quien acabó escribiendo la película, siendo uno de los productores y dirigiéndola. Esta vez, Cattrall aceptó, como también aceptaron Davis y Nixon.

Entrevistada por teléfono desde un hotel de Nueva York, Parker parece aliviada de poder hablar de la película que llenó sus expectativas como actriz y productora.