Temas Especiales

25 de May de 2020

Cultura

Una muy costosa y privilegiada educación

No dudamos que las imágenes de ser “gente como uno” puedan lograr algún efecto, pero se necesita más que eso para consolidar o mantener ...

No dudamos que las imágenes de ser “gente como uno” puedan lograr algún efecto, pero se necesita más que eso para consolidar o mantener una posición, de hecho privilegiada y de costos elevados para los contribuyentes. Nada que tenga que ver solo con España sino con el resto de las casas reales europeas. Pese a todo hay quienes las adoran, justifican y sustentan como un asunto cultural; lo real es que algunas son meramente simbólicas.

Pero volvamos a la infanta de los rizos de oros. Leonor, un encanto de ojos azules y boquita de rosa, empieza su educación formal. Educación que para García Márquez en declaraciones a El País se trata de encontrar en cada niño “el juguete que llevan dentro”, por eso puede que esta princesa, como la de Rubén Darío, quiera ser golondrina, quiera ser mariposa,” tener alas ligeras, bajo el cielo volar, ir al sol por la escala luminosa de un rayo, saludar a los lirios con los versos de mayo, o perderse en el viento sobre el trueno del mar”.

En el colegio la pequeña, podrá efectivamente volar con una cultivada preparación que además de los idiomas - chino, mandarín e inglés - contempla una gama de actividades culturales artísticas y de preparación musical, entre las que podrá elegir. Las cuales, además, justifican sobradamente la mensualidad de 650 euros, unos novecientos y pico de dólares..

La cercanía del colegio al palacio de la Zarzuela, facilitará a los padres llevarla cada día a clases. Hoy deben detenerse ante la batería de medios que les aguardarán, pero como solo por breves momentos “a fin de perturbar lo menos posible el desarrollo normal de la jornada escolar ".

En este acontecimiento indudablemente Leonor será como la Caperucita Roja de los hermanos Grimm “una pequeña y dulce muchachita que en cuanto se la veía se la amaba”.

No obstante, muchos esperan que logre, como la princesa Victoria de Suecia, primogénita de Carlos Gustavo y Silvia, la eliminación de la ley Sálica (que establece que las mujeres sólo pueden heredar el trono de no haber varones en la línea de sucesión).

Victoria, será la primera mujer que reine en su país, después de más de tres siglos, pese a que su padre prefería esta distinción para su único hijo varón, Carlos Felipe, el hijo sándwich entre Victoria y Magdalena.

En tanto Leonor podría convertirse en la cuarta reina de España, por derecho propio, como lo fueron Isabel de Castilla, Juana de Castilla e Isabel II. El tiempo lo dirá.