Temas Especiales

21 de Sep de 2020

Cultura

Poco a poco incremente el consumo

Incorpora el huevo a la dieta de tu pequeño a partir de los 10 meses, añadiendo cada semana un cuarto de yema cocida al puré de verduras...

Incorpora el huevo a la dieta de tu pequeño a partir de los 10 meses, añadiendo cada semana un cuarto de yema cocida al puré de verduras (desecha la clara).

Como es uno de los alimentos más alergénicos, hay que introducirlo con cuidado. Si tu hijo tiene intolerancia a la leche, no se lo des hasta los 15 meses (es frecuente que los niños con alergia a las proteínas de la leche también rechacen las proteínas de la clara —la albúmina—, responsable de esta intolerancia).

Si crees que puede ser alérgico, dale sólo un cuarto de yema por semana.

Si todo va bien, podrá tomar la clara desde los 12 meses. Para que coma el huevo frito debes esperar hasta que tenga 3 años, y nunca se lo des por la noche, porque es más difícil de digerir.

Mientras tanto puedes preparárselo en tortilla, revuelto, cocido, escalfado, pasado por agua o como ingrediente de postres caseros.

En este sentido hay especialistas que recomiendan limitar el consumo de los productos industriales que contengan huevo, como natillas y flanes, y dárselos sólo ocasionalmente.

Y otra advertencia: los niños nunca deben tomarlo crudo. Salvo contraindicación del pediatra, hasta los 2 años tu hijo puede tomar 2 huevos a la semana. Y a partir de los 3, puede llegar a las 4 unidades. Recuerda, que también cuentan como tales los huevos empleados en postres, salsas, etc.