Temas Especiales

21 de Sep de 2020

Cultura

Mc Cartney habla de su disco y de Los Beatles

ESPAÑA. Conseguir una audiencia con ese icono de la música popular que encarna Paul McCartney resulta casi tan inusual como ser invitad...

ESPAÑA. Conseguir una audiencia con ese icono de la música popular que encarna Paul McCartney resulta casi tan inusual como ser invitado a tomar el té en compañía de la reina. Pero la promoción de su nuevo álbum bajo el seudónimo de The Fireman ha convencido a sir Paul.

A su sello no se le escapa que el objeto del deseo del restringido grupo de periodistas es el personaje en sí mismo, y no tanto su tercera aventura musical.

Por ello resulta imposible confirmar si el primer tema del álbum, el lamento roquero Nothing too much just out of sight, fue concebido como venganza contra Heather Mills, su segunda esposa, de quien se divorciara. "Te dije que te quería, lo último que hiciste fue traicionarme (...) tienes dinero y falta de modales", reza la letra de la canción que el estudio permitió difundir en primicia. El disco no sale a la venta hasta el 24 de noviembre.

Tras un paréntesis de 10 años, The Fireman regresa con una nueva propuesta de música electrónica que el artista concibió a razón de un solo día dedicado a cada uno de los 13 temas compuestos por él sobre la marcha.

El resultado es, cuanto menos, original. Un recorrido espontáneo por diversos géneros (rock, blues, folk, dance...), arropado por la inconfundible voz del ex Beatle, y en el que prima la espontaneidad frente a la factura final.

McCartney de regreso de Israel, donde los Beatles fueran vetados por su influencia supuestamente perniciosa. "Nos parecía divertida la noción de que podíamos corromper con nuestra música a todo un país.

La percepción de que aquel fenómeno musical pudiera representar una amenaza acaba de ser pulverizada por un estudio de la Universidad de Cambridge. Su responsable, el profesor David Fowler, alega que los Beatles no fueron unos héroes de la contracultura, sino capitalistas que explotaron a los jóvenes con fines comerciales. "Hicieron tanto por representar los intereses de los jóvenes de la nación como las Spice Girls en los años noventa", es su polémica conclusión, que va a levantar muchas ampollas.