07 de Dic de 2022

Cultura

Depresión en fiestas de Navidad

L a Navidad y la llegada del Año Nuevo puede ser la época más maravillosa. Sin embargo, para algunos puede ser una fiesta que viene acom...

L a Navidad y la llegada del Año Nuevo puede ser la época más maravillosa. Sin embargo, para algunos puede ser una fiesta que viene acompañada de tristeza y, a veces, hasta de depresión. A lo mejor se extraña a un ser querido que ya no está, o tal vez se encuentra muy lejos. Los problemas económicos, de salud y el paso del tiempo también pueden provocar estos sentimientos de melancolía.

Para la psicóloga Caroline Jane Cooke lo importante es diferenciar la tristeza de la depresión. “Si un amigo muere o fracasa en alguna meta, es normal que se sienta triste. Es parte de la vida. Usted es un ser humano”, agrega.

Aclara la experta que la depresión se caracteriza por la pérdida de autoestima, su constante avance, por afectar la productividad de la persona y producir pensamientos distorsionados. “Esta es una enfermedad que provoca sentimientos de desesperanza”, explica la psicóloga panameña.

Para sobrellevar la melancolía de estas fiestas, Cooke -al igual que la American Geriatrics Society Foundation for Health in Aging- aconseja salir y relacionarse con otras personas (invite a la familia y amigos a su casa); no beber demasiado alcohol porque puede afectar su estado de ánimo; aceptar la tristeza; hablar con alguien sobre los sentimientos depresivos; reconocer las señales de advertencia de la depresión (tristeza que no desaparece) y si cree que tiene depresión, visite a su médico.

La psicóloga panameña señala que en el caso de que alguien se encuentre severamente trastornado debe solicitar terapia psicológica. “Si se resiste hacerlo, no es su trabajo venderles la idea o forzarlos a asistir. Si usted le demuestra preocupación y comprensión pueden cambiar de opinión. En última instancia, son ellos los que tienen el derecho de buscar o negarse a recibir tratamiento”.

Si se trata de un hijo menor de edad, Cooke le recuerda a los padres que tienen derecho de llevarlo a un terapeuta. Aunque les recomienda tomar en cuenta que el problema puede deberse a un conflicto entre usted y su esposa.

“En mi consultorio muchísimas veces cuando los padres reciben terapia el hijo empieza a sentirse mejor”. Para Cooke es importante que los familiares ayuden a esa persona que pasa por un cuadro de depresión. “Les recomiendo a los familiares mostrarle que a ustedes les importa esa persona, traten de entenderlo y aprendan a escucharlo”.