Temas Especiales

16 de Jan de 2021

Cultura

Con su orquesta a otra parte

COLOMBIA. Hace casi 20 años, a comienzos de los años 90, coincidieron por casualidad en el lobby de un hotel londinense dos hombres sob...

COLOMBIA. Hace casi 20 años, a comienzos de los años 90, coincidieron por casualidad en el lobby de un hotel londinense dos hombres sobresalientes: el célebre pianista y director de orquesta Daniel Baremboim y Edward Said, uno de los más prestigiosos intelectuales de Oriente.

En ese lobby nació aquella noche una amistad profunda que los marcaría a ambos y que daría como fruto, algunos años después, un proyecto ambicioso: la Orquesta West Eastern Divan, que este año celebra su primera década de vida.

El colectivo musical ha causado revuelo mediático esta semana tras cancelar sus presentaciones en Qatar y en El Cairo a causa de la invasión a la Franja de Gaza.

Baremboim siempre ha insistido en que su orquesta no es un proyecto político. Asegura que su intención es luchar contra la ignorancia, contra el gran desconocimiento del otro que existe en el conflicto árabe-israelí. “Los judíos y los palestinos están históricamente destinados a convivir en un mismo territorio -ha dicho en numerosas ocasiones-, pero lo único que hacen es negarse los unos a los otros esa posibilidad”.

Tras la muerte de Said en 2003, Baremboim ha continuado su empeño por sacar adelante la orquesta, a pesar de la avalancha de críticas que ha suscitado su iniciativa. Son muchos los que consideran la orquesta un despropósito y no están de acuerdo con que los músicos sean escogidos por su procedencia (Líbano, Jordania, Túnez, Egipto, Palestina e Israel). ©PUBLICACIONES SEMANA