Panamá,25º

21 de Jan de 2020

Cultura

Glamour en los Grammy

L a alfombra roja de la 51a entrega anual de los premios Grammy tuvo la mezcla perfecta de brillo, glamour y elegancia. Y ese, precisame...

L a alfombra roja de la 51a entrega anual de los premios Grammy tuvo la mezcla perfecta de brillo, glamour y elegancia. Y ese, precisamente, fue el problema, según los expertos.

Puede que Paula Abdul dio de qué hablar con su traje amarillo y su peinado de reina de belleza, pero ciertamente no hubo un momento memorable como el que proporcionara Jennifer López hace varios años con su escotadísimo traje de Versace.

Ahí estuvo Jennifer Hudson en un acertado vestido corto blanco, plateado y negro; Sheryl Crow en un traje azul eléctrico de una sola manga; y Taylor Swift en un sexy atuendo negro con pronunciado cuello en V.

Fantasía llegó con un seductor vestido plateado, y Jordin Sparks con un vestido negro adornado con un sutil patrón de flores plateadas y una flor en el busto.

Katy Perry lució un ajustado vestido rosa con volantes en el frente, y Duffy optó por un vestido negro de Alberta Ferretti con joyas bordadas en el cuello y un patrón traslúcido en el busto.

Todas perfectas para una foto, pero la alfombra en general careció del espíritu de libertad que suele distinguir a los Grammy en la atestada temporada de premios de la industria del espectáculo.

Un puñado de atuendos sobresalieron: los vestidos de una sola manga de Miley Cyrus y Zooey Deschanel y sombreros de fedora de Jason Mraz y Ne-Yo.

Por su parte Paris Hilton, lució su estilo sexy con un minivestido de toques dorados y violetas que llamó la atención por su corte diferente.

La actriz Kate Beckinsale fue considerada por muchos una de las mejores vestidas con un modelo elegante negro con detalles transparentes que le dio un toque de glamour y entre las peores vestidas se consideró a Lissa Rinna con un vestido algo vulgar.