22 de Feb de 2020

Cultura

El Guasón redefinido

PANAMÁ. En la historia reciente del séptimo arte, pocas interpretaciones han sido tan pertubadoras e impactantes como la de Heath Ledge...

PANAMÁ. En la historia reciente del séptimo arte, pocas interpretaciones han sido tan pertubadoras e impactantes como la de Heath Ledger en “The Dark Knight”, la tan celebrada secuela de “Batman Begins”, ambas de Christopher Nolan.

Tanto Nolan como Ledger son responsables de esta redefinición del “El Guasón”, uno de los clásicos personajes creados por Bob Kane.

Si el antisocial disfrazado de payaso encarnado previamente por Jack Nicholson en “Batman”, de Tim Burton, era un perverso bufón, el villano interpretado por el desaparecido actor australiano es un ente criminal sin restricciones, un verdadero hijo del caos.

“El Guasón” de Ledger resulta más terrorífico porque Nolan, quien escribió el guión junto a su hermano, Jonathan, evita revelarnos los motivos ocultos que alimentan su nihilismo homicida, las razones que incitan el macabro juego que entabla con los ciudadanos de Gotham y su defensor enmascarado.

Si en “Batman” (1989) se establecía claramente que “El Guasón” nació cuando el criminal Jack Napier cae en un tanque de ácido, accidente que le desfigura el rostro, en “The Dark Knight” el malhechor juega psicológicamente con sus víctimas contándoles diferentes versiones de cómo obtuvo la cicatriz que lo fuerza a sonreir aún en las más siniestras circunstancias. En realidad, nunca terminamos de entender qué es lo que mueve a este personaje, que a pesar de saltar frenéticamente de un acto de violencia a otro, parece estar siempre en control, como un ajedrecista que observa cómo van cayendo las piezas.

Para muchos, no hay quien pueda quitarle a Ledger el Òscar a mejor actor de reparto el próximo domingo, en un merecido reconocimiento póstumo a la carrera de esta actor que se vio truncada el pasado 22 de enero, cuando se le encontró muerto en su apartamento. La autopsia reveló que el intérprete que ya sido nominado al Óscar en el 2005 por su papel de Ennis del Mar en la controversial “Brokeback Mountain” falleció a causa de una sobredosis de antidepresivos, analgésicos y somníferos.

Nunca sabremos si el proceso de crear una versión más actual del némesis de Batman probó ser al final demasiado intenso para el brillante actor. Solo nos queda seguir estremeciéndonos con su inolvidable interpretación.