Temas Especiales

20 de Ene de 2022

Cultura

Destreza y mucho amor

PANAMÁ. Contrario a lo que las abuelas alegan, los mimos son necesarios para los bebés en los primeros días de nacidos.

PANAMÁ. Contrario a lo que las abuelas alegan, los mimos son necesarios para los bebés en los primeros días de nacidos.

“El vínculo que se hace externo una vez se produce el alumbramiento, define clínicamente el apego entre la madre y el hijo”, explica el pediatra Carlos De Sedas.

Las caricias que se intercambian una vez se coloca el bebé sobre el regazo de la madre, marca el principio de esa conexión o lazo que hace de las madres, la mejor aliada de los hijos en el futuro.

Para De Sedas, quien lidera una de las carteras médicas más interesantes de todas, como lo es el contacto con los niños, es increíble palpar como los hijos desarrollan casi de inmediato la relación con sus progenitoras.

Muy raramente esta conexión no se concreta y esto radica en cuanto cariño, mimo y palabras tiernas le haya brindado la madre al bebé en sus primeros meses de gestación.

“Ellos tienden a reconocer a sus padres en principio, por esta razón, es vital que la conexión se concrete, pues de ello dependerá el futuro de seguridad y dependencia del pequeño”, explica el médico pediatra.

Tomando en consideración que, hasta el primer año, el bebé no es capaz de relacionar sus acciones con las reacciones, a los niños les beneficia en todos los aspectos de su vida.

Por último, De Sedas aconseja a los padres, acurrucar a sus bebés lo más que puedan, pues esto tiende a darles seguridad, estímulo y confianza necesaria para cuando inicie su independencia.

Los primeros pasos de su crecimiento (gatear y caminar) son muestra de lo arriesgado de estos pequeños individuos que empiezan a exploran el mundo exterior, junto a la madre a quien en el futuro idealizarán.