Temas Especiales

29 de Nov de 2020

Cultura

El poema se hizo arte

PANAMÁ. “La vida de las personas está llena de color, flores y alegrías, pero también de tristezas”, asevera Alicia Viteri para transmi...

PANAMÁ. “La vida de las personas está llena de color, flores y alegrías, pero también de tristezas”, asevera Alicia Viteri para transmitir lo que supuso esa prueba, que confiesa, la ha empujado a luchar, a sobreponerse, a ser más generosa, menos superficial, a valorar las pequeñas cosas, a agradecer cada día que Dios le regala, a ser más feliz.

El muro que quedó frente a ella cuando le quitaron sus pinturas lo rebasó con la tecnología, con los pinceles virtuales de los programas ahora a su alcance. Siempre perseverante e intuitiva fue asimilando las ventajas de sus nuevas herramientas que con sus conocimientos artísticos dieron los frutos que apreciamos en su nuevo parto. “El artista hace una catarsis en sus obras, transmite sus sentimientos a través de lo que sabe hacer”, subraya.

Como ella misma admite se dejó “domesticar” por la computadora, pero con la disciplina de siempre se dedicó a investigar, a estudiar. Unificó tecnología y experiencia, lo que le hizo más fácil aproximarse a sus sueños. “Ahora no soy una gráfica tradicional, soy una gráfica contemporánea” (suelta una carcajada) “me estoy codeando con los jóvenes”.

Las pruebas, reitera, son para saber si puedes y estás dispuesto a seguir adelante. “Me gusta la aventura de hacer proyectos que me imagino inalcanzables, porque me hacen esforzarme, iniciar de cero. Me incentivan a realizar un sueño”, expresa. El de ahora está lleno de colores vibrantes, de contrastes, que reflejan el optimismo y plenitud que hace suyos.