Temas Especiales

25 de Nov de 2020

Cultura

Los vino de este mes

P ara este mes la selección fue fácil, aunque me la quisieron poner difícil. Me propusieron muchos vinos de distintos precios para las t...

P ara este mes la selección fue fácil, aunque me la quisieron poner difícil. Me propusieron muchos vinos de distintos precios para las tres categorías que usamos en el restaurante, pero no todas se ajustaban a mi gusto, ya sea por su precio o por su sabor. Uno de los vino escogidos fue Caderona, crianza de la denominación de origen Cigales. Un vino fuerte y sedoso, además, rico en taninos y afrutado. Como es 100% tempranillo no se parece en casi nada a un vino de rioja. Es más aterciopelado y más redondo. Se le siente un retrogusto más agradable que la mayoría de los riojas. Desde mi punto de vista esta denominación de origen es de las menos conocidas, pero la que presenta mayor oportunidad en el mercado panameño por la suavidad de su sabor afrutado que favorece el consumo femenino. Este mes lo escogí como reserva del chef, puesto que para muchos es desconocido y es como si me lo hubieran sacado de la chistera o en términos vínicos de mi reserva especial. Otro que seleccioné fue un rioja crianza como vino del mes, que según los expertos del Wine Spectator es un “good value”. Es decir un buen vino por el precio que tiene. También escogí Ramon Bilbao, crianza que, verdaderamente, es una buena oportunidad porque está muy sabroso, si se tiene en cuenta su ajustado precio versus otros riojas de su misma categoría. Es un vino fresco y agradecido, no hiere el paladar. Es texturizado con suaves toques ahumados que complementan las frutas maduras, que le dan un sabor envolvente. En resumen, un buen vino a un precio más que razonable. Como no hay dos sin tres, este mes como selección escogí un vino extraño en el nombre, pero una sorpresa si se tiene en cuenta su relación precio calidad. Es un cabernet sauvignon, reserva de las bodegas Del Fin del Mundo en la Patagonia, Argentina, que llena el paladar de los gustos más exquisitos y se puede acompañar con cualquier comida a base de productos cárnicos. Lo mejor es su precio que lo hace toda una experiencia formidable. Me cuentan, además, que hay un vino de la misma bodega superior de su clase, que prometo probarlo y contarles en otra ocasión. Como sigo con los blancos escogí Viña Sol como vino de la casa, le puse este mes los cuernos y compre unas cajas de Solaz. Un vino de la tierra de Castilla de las bodegas Osborne de la variedad de Viura, de la tan extendida en España, y que da los vinos característicos blancos españoles secos, pero con aroma a frutas y flores, que los hacen deliciosos tanto para acompañar pescados como para tapear o tomar como abrebocas antes de la comida. Buen provecho.!!!!!