23 de Feb de 2020

Cultura

Regresó

PANAMÁ. A los 46 años, 28 de ellos en el ámbito musical, la carrera artística de Roberto Blades no para. “Sigo haciendo lo que más me ...

PANAMÁ. A los 46 años, 28 de ellos en el ámbito musical, la carrera artística de Roberto Blades no para. “Sigo haciendo lo que más me apasiona: la música y lo continuaré haciendo”. Fueron las palabras que iniciaron la conversación que sostuvo este icono de la salsa romántica, con La Estrella. Comenzar una carrera con un apellido que pesa, siendo hermano de Rubén Blades, no es fácil, pero sólo su talento y su tenacidad le han permitido alcanzar cuanto tiene y trascender las fronteras de su patria: Panamá.

Su carisma y espontaneidad durante la entrevista explican por qué. Así en la sala de su apartamento habla sobre sus gustos y lo que hace en la actualidad.

Después de unos conciertos en París y algunos en América Latina tiene otros programados, pero hizo un alto para venir a las elecciones presidenciales, durante las cuales formó parte de la generación del cambio, que apoyó al presidente electo Ricardo Martinelli.

Blades que soñaba ser futbolista, inicia la carrera de canto casi sin querer, porque admite le aterraba cantar solo. Ahora está pensando concluir una producción con su hermano que quedó a medio terminar por los compromisos de éste con el gobierno de Torrijos, pero pretenden retomar en cuanto puedan.

Roberto comenzó su carrera musical en 1981 con la Orquesta Inmensidad. Un año después compuso la canción “Ya no regreso contigo”, con la que introduce un nuevo estilo hoy conocido como salsa romántica. En los noventa va trabajar junto a Emilio Estefan Jr. Esta dupleta compuso temas exitosos como “Santo santo” de la agrupación So para contrariar y “Muy dentro de mí” de Marc Anthony. A estos artistas se suman Jon Secada, Thalía, Alejandro Fernández o Ricky Martin, para quienes Roberto ha colaborado como productor y compositor.

Blades tiene a su haber varios premios Grammy. Uno en el 2000 como compositor de la canción “Dímelo”, interpretada por Marc Anthony, y el segundo como productor por Alma Caribeña, de Gloria Estefan. En 2002 recibió otro Grammy, en esta ocasión como intérprete y compositor del tema “Por tu amor”.