Panamá,25º

19 de Feb de 2020

Cultura

Demandan a guionista de ‘CSI’

EE. UU. Una pareja entabló una demanda contra una guionista de la serie de televisión “CSI'”, denunciando que dos turbios personajes de...

EE. UU. Una pareja entabló una demanda contra una guionista de la serie de televisión “CSI'”, denunciando que dos turbios personajes del programa fueron bautizados con sus nombres en venganza por un negocio que no se concretó.

Los agentes de bienes raíces Melinda y Scott Tamkin entablaron una demanda contra la guionista y productora del programa Sarah Goldfinger por difamación e invasión total de su vida personal.

Exigen una compensación de seis millones de dólares por daños y perjuicios, señalando que el programa ha causado daños a su empresa de bienes raíces. Nadie respondió inicialmente los telefonemas a Goldfinger y a CBS en busca de declaraciones.

El matrimonio Tamkin representó a los dueños de una mansión de Los Ángeles que Goldfinger quiso comprar en 2005, de acuerdo con la demanda. Goldfinger no concretó la compra cuando la venta estaba a punto de concretarse. Sin embargo, no hubo indicio en ese momento de animosidad alguna por parte de Goldfinger.

De acuerdo con la demanda, uno de los episodios de ''CSI'', ambientado en Las Vegas, tenía como uno de los personajes a una agente de bienes raíces llamada Melinda, que fallecía en circunstancias misteriosas, y a su esposo Scott, un corredor de hipotecas que miraba filmes pornográficos, bebía en exceso y era sospechoso de haber asesinado a su esposa.

Los personajes tenían como apellido Tamkin en el guión original. Además, Goldfinger buscó actores que se parecieran a los miembros de la pareja, según la demanda.

Anthony Glassman, abogado de los Tamkin, dijo que los clientes potenciales podrían haber sido disuadidos de hacer negocios con los agentes de bienes raíces debido al episodio, que estuvo en línea durante meses, antes de la difusión del programa.

Los Tamkin dijeron que el apellido de los personajes fue cambiado a último minuto por el de Tucker.