24 de Feb de 2020

Cultura

Revelación en Hollywood

PANAMÁ. A diferencia de Audrey Tatou, la actriz francesa que interpreta a Coco Chanel y a la inolvidable Amélie, la israelí Ayelet Zure...

PANAMÁ. A diferencia de Audrey Tatou, la actriz francesa que interpreta a Coco Chanel y a la inolvidable Amélie, la israelí Ayelet Zurer ha sido una extraordinaria contra parte para Tom Hanks en la cinta Ángeles y Demonios, basada en el betseller de Dan Brown.

Y no es que Tatou sea mala, pero frente al ganador del Óscar, dejó muchos vacíos que Zurer ha sabido llenar. En esta ocasión el director Ron Howard, que se dice había pensado en un principio en la australiana Naomi Watts para interpretar a la científica Vittoria Vetra, ha acertado. Independientemente de las críticas que se le hagan al filme, que este semana, en Panamá, ha sido desplazado del primer lugar en taquilla por Una noche en el museo 2.

En la precuela de El Código Da Vinci, Zurer demuestra por qué es una de las actrices más cotizadas de su tierra y aunque pueda resultar desconocida para el gran público, sus intervenciones en producciones como Munich, de Steven Spielberg, junto a Eric Bana, le han abierto las puertas a Hollywood.

A la actriz de 40 años, nominada cinco veces a la Academia de premios de su país y que ha captado la atención de la prensa mundial al lado de Tom Hanks, se le verá en la película En el punto de mira, donde actúa junto a Dennis Quaid, Matthew Fox, William Hurt, Forest Whitaker, Sigourney Weaver y Eduardo Norieg a y en Adam Resurrected al lado de Jeff Goldblum y Willem Dafoe. Zurer consiguió hace poco el equivalente israelí a los Emmy por In Treatment, aplaudida serie de televisión de la que HBO ha rodado la versión americana con Gabriel Byrne.