Temas Especiales

09 de Apr de 2020

Cultura

Lo bueno y lo malo de la ceremonia en Atlapa

PANAMÁ. La toma de posesión del nuevo presidente de la República de Panamá, Ricardo Martinelli, trajo consigo mucho de qué hablar y cri...

PANAMÁ. La toma de posesión del nuevo presidente de la República de Panamá, Ricardo Martinelli, trajo consigo mucho de qué hablar y criticar en lo que a organización y protocolo se refiere, algo que desde la mañana se vislumbraba.

Para empezar, el acto en la Asamblea Nacional de Diputados comenzó después de la hora prevista, luego, el desayuno con el presidente Martinelli en el Sheraton superó el tiempo asignado, la reunión de toma de posesión no cumplió el horario y el almuerzo casi se convierte en cena, puesto que se realizó pasadas las 3:00 p.m., como se dice, todo se hizo a la hora panameña.

ORGANIZACIÓN Y PROTOCOLO

Un incidente que llamó mucho la atención y provocó las primeras reacciones de los medios, giró en torno a la forma en cómo se organizó el evento y todo el protocolo, puesto que muchas personas tuvieron que esperar más de doce horas para recibir sus acreditaciones y por la falta de acceso con que contaron los medios nacionales, para realizar su trabajo periodístico en Atlapa. Y es que ayer, cuando a tempranas horas de la mañana empezaron a desfilar la distintas personalidades por la alfombra roja, para dar paso a una reunión de toma de posesión, se le impidió el paso a los medios locales, por lo que todos no tuvieron más opción que aglomerarse en la entrada del Teatro Anayansi. Una situación que con el paso de las horas y ante la euforia de los periodista por contactar a los invitados, causó uno que otro inconveniente entre la prensa y el personal de seguridad destacado en el área.

EL ALTERCADO

Es más, justo cuando el príncipe de España, Felipe de Borbón y el depuesto presidente de Honduras, Manuel Zelaya, hicieron su entrada a los predios, se armó el desorden. Empezaron los empujones entre periodistas y personal de seguridad, los cuales llevaron casi a sentar en el piso a uno de los fotógrafos de un medio local. Esto provocó reacciones de enojo en el conocido periodista del Noticiero de TVN , José Ricardo Muñoz, quien junto a Siria Miranda fue uno de los que mejor lució durante la cobertura, e hizo que perdiera el glamour.