Temas Especiales

05 de Aug de 2020

Cultura

A la sombra del granado

El escritor y ensayista paquistaní Tariq Alí, afincado en Gran Bretaña, inicia su quinteto Islámico de novelas históricas con “A la somb...

El escritor y ensayista paquistaní Tariq Alí, afincado en Gran Bretaña, inicia su quinteto Islámico de novelas históricas con “A la sombra del granado”, donde evoca la grandeza de la cultura islámica, el esplendor de la España Musulmana y su extinción. Magistral relato de la tragedia y desgarramiento de una sociedad cosmopolita próspera víctima de hogueras inquisidoras, monjes sedientos de sangre y riquezas.

Prendieron fuego, deseaban borrar completamente el pasado y expulsar al enemigo. Cinco caballeros cristianos en la medianoche llegan a los aposentos del inquisidor Jiménez de Cisneros, confesor de la reina Isabel, su austeridad sorprende, el monje fanático vivía en absoluta pobreza. Había dado instrucciones de quemar todos los libros árabes, esa fatídica noche se quemaron tesoros de la cultura árabe, colecciones de más de ciento noventa bibliotecas privadas, docenas de mansiones fueron saqueadas de todos los libros escritos en árabe. Manuales de medicina y astronomía, miles de copias del Corán reflexiones teológicas y filosóficas, raros y exquisitos manuales de arquitectura y de la vida intelectual en Al-Andaluz fueron quemados en una gran destrucción de dos millones de manuscritos de la cultura islámica.

El registro de ochocientos años de cultura islámica fueron destruidos. Solo se salvaron 300 trabajos científicos de textos de medicina y ciencia. El humo del fuego llenó el firmamento de cenizas como si las estrellas lloraran de dolor. Umar la cabeza de la familia Hudayl, se lamenta con su esposa. Su hijo menor Yazid cumple diez años, su padre le ha encargado a Juan el carpintero un juego de damas que es una joya de arte, los moros van en blanco, con gran elegancia y los negros los cristianos están esculpidos como monstruos del mal entre ellos destaca la reina Isabel vestida de negro con sangre en la boca, una caricatura del inquisidor Jiménez de Cisneros entre los peones, los cardenales parecen demonios, esta obra maestra fue producto de su venganza ante el asesinato de su padre Umar torturado por la inquisición.

La familia vivía en una mansión paradisíaca, tenían sesenta empleados que trataban como parte de la familia, un enano cocinero que podía preparar manjares exquisitos sus recetas y su arte lo había heredado de su padre. Su primogénito Zuhayr luchó contra la inquisición, dispuesto a dar su vida. Su tío abuelo Meekel ahora Miguel se convirtió al cristianismo y se hizo cardenal, antes se bañaba cinco veces al día ahora hedía. Su madre Zenaida no podía aceptar una religión caníbal donde comían el cuerpo y la sangre de Cristo, los cristianos habían matado sarracenos y se los habían comido a la parrilla. Zenaida al final se organiza y toma armas junto a las demás mujeres lucharon valientemente contra el enemigo, decrecieron del ejercito enemigo a cien soldados antes de morir. Zind la hija se casa que el joven que amaba, sus padres les envían a Fez, para que puedan vivir en paz en la tradición musulmana, al final de la novela, su hermano le envía al enano que sobrevivió la matanza con una carta, siendo la única sobreviviente de su familia. Veinte años después llegan Hernán Cortés mismo líder militar que destruyo al–Hudayl llega a Tenochtitlan, al reino de Montezuma.

Recomendamos la lectura de esta joya literaria de Tariq Ali. Shadows of the Pomegranate Tree, Chatto & Windus, London, 1992. 340p. Disponible en Alegro.