Temas Especiales

09 de Apr de 2020

Cultura

Agua, líquido esencial para vivir

E ste tema me gusta porque en la práctica profesional me doy cuenta que existe mucha gente que no toma agua o consume muy poca cantidad ...

E ste tema me gusta porque en la práctica profesional me doy cuenta que existe mucha gente que no toma agua o consume muy poca cantidad de este líquido vital. El agua es un líquido incoloro, insípido e inodoro. Su compuesto principal contiene 2 moléculas de hidrógeno por una de oxígeno (H2O), es un nutriente esencial para el funcionamiento de los seres vivos; aunque el ser humano puede sobrevivir alrededor de siete días sin agua, bajo óptimas condiciones, las pérdidas rápidas de agua corporal a través de la deshidratación pueden ser mortales en un tiempo corto.

Alrededor del 65% del agua corporal se almacena dentro de las células del cuerpo como agua intracelular mientras que el 35% estante está fuera de las células y se denomina agua extracelular, que incluye la intravascular, que se encuentra en los vasos sanguíneos.

El balance adecuado de agua y electrolitos como el sodio y el potasio son de mucha importancia para las personas que practican actividad física.

Los cambios de líquidos como una disminución del volumen sanguíneo y la deshidratación celular, situaciones que se pueden desarrollar durante la actividad física en el calor, podrían contribuir al inicio de la fatiga o enfermedad térmica.

El agua comprende casi 60% del peso corporal en el varón promedio y 50% en la mujer adulta, pero este porcentaje puede ser hasta 40% en personas obesas y hasta el 70% en personas musculosas.

La razón es que el tejido graso es bajo en contenido de agua y el tejido muscular tiene alto contenido de agua.

Como el agua es tan esencial e imprescindible para el desarrollo adecuado de nuestras necesidades físicas y vitales, el cuerpo humano, como una joya de ingeniería, posee su propio mecanismo para tener un balance de agua.

El término que se utiliza para definir este balance hídrico se denomina homeostasis y consiste en que el cuerpo humano en condiciones normales tenga su propia distribución de agua, electrolitos, hormonas y otras sustancias esenciales para los procesos vitales.

Al concluir el desarrollo de este artículo dejamos plasmada la importancia del consumo de este líquido vital para la práctica deportiva que muchas veces puede marcar la diferencia en el rendimiento de un atleta.

Ya sabes, realiza tu actividad física favorita y recuerda llevar tu botella de agua para tomarla antes, durante y después de la actividad física.