Temas Especiales

05 de Mar de 2021

Cultura

Cómo criar emprendedores

S e viven tiempos difíciles, incluso se puede pensar que a medida que pasa el tiempo la vida se torna más difícil. Lograr una carrera, e...

S e viven tiempos difíciles, incluso se puede pensar que a medida que pasa el tiempo la vida se torna más difícil. Lograr una carrera, establecerse como un profesional reconocido que pueda velar por las necesidades de su familia, tal vez para nuestros padres fue un poco más sencillo, solo por el hecho de que la competencia, en esos momentos, era menor.

Pero en estos tiempos de globalización con tan alta competitividad, no se puede dejar al azar el futuro de los hijos y la clave no está en trabajar y trabajar para que a ellos no les falte nada.

Más bien está en enseñarles a valerse por sí mismos y darles las herramientas par que ellos, por sus medios, vayan cimentando su éxito.

¿Se nace emprendedor o se aprende a serlo? Según la psicóloga María Eugenia Fonseca de Leiro, “definitivamente, se aprende. Hay culturas en que la gente es más emprendedora, pues lo ven en sus padres y familiares. Se crece asumiendo como normal, la toma de riesgos, la autogestión y la creatividad asociada con el emprendedurismo”.

Debemos en este punto aclarar que “ser emprendedor no significa solamente poner un negocio, sino tener una actitud ante la vida de gestión, al poner ideas en acción, al estar dispuesto a tomar riesgos y a querer convertir los sueños en realidades”, comenta Fonseca de Leiro.

El tema de forjar hijos emprendedores no es nuevo, incluso expertos han estudiado la situación en principio para determinar si el espíritu emprendedor depende de factores hereditarios o ambientales; y si bien muchos de ellos coinciden en que ciertas cualidades de la persona emprendedora vienen determinadas por la personalidad y el talento innato, también advierten que el éxito empresarial está a menudo vinculado a características personales que pueden ser fomentadas en los hijos a través del ejemplo y la educación. Entre estos rasgos, de acuerdo con laempresafamiliar.com , portal español dedicado a ofrecer información sobre cuestiones relacionadas con las empresas familiares, se incluyen la capacidad de liderazgo, la creatividad, el coraje, la disciplina, el compromiso y la capacidad de organización.

El ejemplo, de acuerdo con Fonseca de Leiro, es lo primero que los hijos ven. “Si los padres o familiares han tenido una actitud, aventurera, y positiva, inculcan esto en sus hijos. También es muy importante darles visión, posibilidades y mucha seguridad en sí mismos para que se atrevan a hacer cosas”.

Pero esto no significa que solo padres que hayan sido emprendedores pueden transmitir estos rasgos a sus hijos.

“Los padres no necesariamente tienen que ser emprendedores, pero sí apoyar una actitud emprendedora en sus hijos”, establece la psicóloga. Lo más importante es el creer que se puede superar obstáculos, tener la energía, el optimismo, el juicio de realidad, la capacidad de tomar riesgos calculados, la perseverancia y el poderse mantener equilibrado en los momentos difíciles.

Claro está, esto no es algo que se logra de la noche a la mañana y es una tarea que debe empezar desde que los hijos son pequeños.

“Los niños son naturalmente emprendedores. Hay que apoyarlos y no coartarlos en sus iniciativas. El juego es una manera de generar interés en emprendimientos, ¿quien no ha jugado a la tiendita?”, comenta Fonseca de Leiro.

Otro importante aprendizaje que deben hacer los chicos desde temprano es la administración del dinero. Esto se puede logar estableciendo las llamadas mesadas, pequeños montos de dinero que deben durarles un lapso de tiempo.

Más adelante, se pueden dar oportunidades de pequeños negocios, ventas en ferias, mercados de las pulgas, venta de golosinas en el vecindario o un día de lavado de autos. “Para ellos será un juego, pero en realidad están aprendiendo que pueden generar ingresos por si mismos y no dependiendo de otras personas”, indica la psicóloga.

La educación también es fundamental para logar que el espíritu emprendedor no se pierda.

“Hay que cuidar que el sistema educativo no coarte la creatividad, y proactividad en los niños, para hacerlos conformistas, y enfocados en la autoridad”, asegura Fonseca de Leiro, pues “para emprender, hay que desafiar lo establecido, pensar fuera de la caja ( out of the box ), pero a la vez es necesario tener sentido común. A veces la escuela nos enseña a obedecer a la autoridad si cuestionar, inclusive si no estamos de acuerdo. Esto va matando el espíritu emprendedor y libre de los niños”, comenta.

Pero lo más importante tarea de los padres para lograr hijos emprendedores, según la experta es “inculcarles seguridad en sí mismos, para que crean en lo que hacen, y perseverancia para superar los obstáculos”, concluye.