Temas Especiales

16 de Jan de 2021

Cultura

Descubra sus zonas erógenas

COMIENCE. a romper esas barreras y empiece a descubrir junto a su pareja esas zonas erógenas de su cuerpo.

COMIENCE. a romper esas barreras y empiece a descubrir junto a su pareja esas zonas erógenas de su cuerpo.

Si bien cada cuerpo tiene sus propias áreas sensibles, hay algunas que en la mayoría provocan sabrosas sensaciones, como: lóbulos de las orejas, cuello, nuca, hueco de las axilas, lados del cuerpo próximos al nacimiento de los senos y ombligo, el coxis, las caderas y las nalgas.

Los masajes son muy útiles para que ella descubra nuevas zonas erógenas en su cuerpo.

Utilizar aceites o cremas lubricantes en las manos permiten un deslizamiento más fácil, para una mejor sensación.

En el rostro se localizan algunos puntos álgidos, como el nacimiento del cabello o las sienes, que si se recorren con las yemas de los dedos realizando movimientos rotatorios, despiertan intensas sensaciones, más aún cuando estos movimientos rozan levemente, labios, cuello, orejas y nuca.

Otra caricia erógena es el roce en la piel de la cara posterior de las rodillas que desciende hacia las piernas y los pies. Esto hace que la mujer se estremezca y aumente su deseo.