Temas Especiales

13 de Aug de 2020

Cultura

Las celebridades y la Navidad

Las celebridades de Hollywood también tienen sus anécdotas sobre la Navidad, muchas de ellas de la época de la infancia.

Las celebridades de Hollywood también tienen sus anécdotas sobre la Navidad, muchas de ellas de la época de la infancia.

Oprah Winfrey relató una experiencia que tuvo en una entrevista para Newsweek.

“Nunca olvidaré la Navidad en la que tenía 12 años. Mi madre nos dijo que no podíamos tener una cena ni juguetes ese año pues no teníamos el dinero para las compras. Recuerdo haberme sentido muy decepcionada y triste y pensé en lo que les diría a mis compañeros de escuela cuando me preguntaran por los regalos recibidos. Justo cuando empezaba a aceptar la idea de que ese año no tendríamos una celebración navideña tocaron a nuestra puerta unas voluntarias religiosas que nos regalaron pavo, frutas, algunos juegos y para mí, una muñeca. Fue maravilloso”, afirma Winfrey.

Por su parte el actor Matthew Broderick, esposo de la talentosa Sarah Jessica Parker, recuerda un año en el que espió a su padre.

“Mi papá estaba armándome un tren para mi regalo de Navidad y mientras lo hacía yo lo veía en secreto. La mañana siguiente tuve que hacer mi mayor acto y hacerme el sorprendido mientras rompía las envolturas del tren”, apunta el actor.

El rapero Bow Wow tuvo una infancia cargada de picardías a la hora de abrir sus regalos, según una entrevista publicada en Internet.

“Solía preguntarle a mi mamá siempre qué me regalaría para Navidad, y ella siempre me decía que ya parara con esa preguntadera y que si seguía en las mismas no me daría nada de regalo. Así que yo de curioso le abría pequeños huecos a las cajas y las volvía a poner en el árbol boca abajo para que no se dieran cuenta. Pero mi mamá era más astuta y empezó a envolver los regalos en cajas de otros artículos para que no pudiera adivinar”, recuerda Wow.

Por otro lado la actriz ganadora del Óscar Halle Berry confesó su mayor decepción navideña en una entrevista para la BBC.

“El día que vi a mi mamá comerse las galletitas que le había dejado a Santa para que se comiera cuando venía a traer los regalos fue uno de los días más horribles de mi vida. No la pude perdonar y años después le seguía recordando su falta de consideración con esta acción”.

La comediante Julia Louis Dreyfus relata cómo se dio cuenta de que Santa no existía.

“Descubrí los regalos envueltos antes de la Navidad en el armario de mi mamá. Cuando llegó Navidad nada fue sorpresa y todo fue aburrido, fue horrible y mi peor Navidad”, concluye Julia.