Temas Especiales

27 de May de 2020

Cultura

Nobles y plebeyos se unieron

Que un noble se involucrara con un plebeyo, eso era un caso imposible hace un par de años. Y es que en la última década la cercanía de l...

Que un noble se involucrara con un plebeyo, eso era un caso imposible hace un par de años. Y es que en la última década la cercanía de los plebeyos con la realeza ha estado muy marcada, y al parecer la rigidez que caracterizaba a la monarquía se está desvaneciendo como humo. La “plebe” ya no es tan distinta a la monarquía. Tanto es así que hasta una panameña forma parte de la realeza al haberse casado con un noble. Maximilian, segundo hijo de Hans Adam II, príncipe de Liechtenstein se casó en Nueva York en el año 2000 con la panameña diseñadora de modas Ángela Brown, originaria de Bocas del Toro.

Haakon Magnus de Noruega se casó en 2001 con Mette Marit Tjessem, una madre soltera con un pasado, como ella misma dijera, “inconveniente”. Guillermo Alejandro de Holanda se casó con la argentina Máxima Zorreguieta, hija de un ministro de la dictadura de Videla en 2002. Ella debió desligarse totalmente de su padre, debido a requerimientos de la Corona. Federico de Dinamarca se casó con Mary Donaldson, una australiana de clase media en 2004. Ese mismo año, Felipe de Borbón, heredero de la corona española desposó a Letizia Ortiz, divorciada y periodista de profesión. En este mismo renglón, en 2005 Carlos de Inglaterra se casó en ceremonia civil con Camilla Parker Bowles, mujer divorciada con quien había tenido una aventura amorosa estando casado con Diana Spencer. Además, hay nobles que han decidido incursionar en ámbitos poco comunes en la realeza, como la actuación y el modelaje, lejos de la ética y protocolo que envuelven a alguien destinado a llevar la corona de una nación.

Por otro lado, los escándalos reales en los últimos tiempos parecían no disminuir. Los apuestos príncipes no dan su brazo a torcer y se aventuran por los placeres de la vida. La lista de polémicas de la realeza en esta última década la encabezan los hijos del príncipe Carlos y Lady Diana: el príncipe Guillermo (William) y el príncipe Enrique (Henry). El primero, Guillermo, conocido por su seriedad y la relación formal que llevaba con la millonaria Kate Middleton, en 2008 protagonizó uno de los escándalos más sorprendentes, cuando se difundió una fotografía en la que aparecía muy divertido y afectuoso con una estudiante brasileña. La ruptura con su novia duró poco e incluso se rumora que la pareja se unirá en matrimonio en 2012. Mientras, la fama de intolerante del segundo heredero de la corona de Inglaterra, Enrique, parece crecer. Se ha visto envuelto en numerosos escándalos que han salido en portadas de la prensa sensacionalista británica, por diversos motivos: por consumo de drogas y alcohol, por vestirse de nazi en una fiesta de disfraces y por un altercado con unos paparazzi a la salida de una discoteca, entre otros.