Temas Especiales

25 de Jan de 2021

Cultura

La pérdida de la humanidad

Suite Francesa , novela inconclusa de Iréne Némirovsky, escritora judía ejecutada en Auschwitz en el año de 1942, es un testimonio profu...

Suite Francesa , novela inconclusa de Iréne Némirovsky, escritora judía ejecutada en Auschwitz en el año de 1942, es un testimonio profundo y conmovedor de la condición humana. Némirovsky construye una radiografía del país que la abandonó a manos de sus verdugos. Plasma la sociedad francesa bajo la invasión alemana. Esta desgarradora novela ostenta casos estremecedores de la destructividad humana. La autora fue llevada a un campo de exterminio antes de finalizar el manuscrito que permaneció 60 años dentro de una maleta que guardaban sus hijas.

Suite Francesa narra los días previos a la invasión alemana de París. Vislumbra el desmoronamiento del orden social imperante. La presencia de los alemanes despierta odios y pasiones, surgen historias de amor clandestinas. La escritora elabora personajes que evidencian la miseria humana, que son el reflejo de una sociedad decadente que perdió el rumbo: “es como si el dinero hubiera despertado todos sus malos instintos”. A través de un amplio mosaico de personajes, entre los que encontramos aristócratas, burgueses, banqueros, coleccionistas de arte, prostitutas, obreros, escritores famosos, campesinos, Némirovsky reconstruye una intensa panorámica.

Su hija, Denise Epstein, expresó su satisfacción por el reconocimiento mundial de la obra póstuma de su madre, que se constituyó en todo un éxito literario en Francia. Suite francesa es una obra violenta que combina un retrato intimista de la burguesía ilustrada con una visión implacable de la sociedad francesa durante la ocupación.

Hija de una pudiente familia judía procedente de San Petersburgo, Némirovsky se estableció en París, huyendo de la revolución de octubre de 1919. Después de alcanzar su licenciatura en letras en la Universidad de la Sorbona, comenzó una exitosa carrera literaria.

Desde 1941 y hasta pocos días antes de su detención y deportación, se dedicó a la escritura de Suite francesa , obra en la que narra de manera autobiográfica los días previos a la invasión alemana y el éxodo masivo de París después de que cayeran las primeras bombas en junio de 1940.

La escritora soñó escribir un libro compuesto como una sinfonía en cinco partes, tomando como modelo la Quinta Sinfonía de Beethoven. Cuando fue detenida, ya había escrito las dos primeras partes y finalizado las notas de la tercera.

La obra anticipa aspectos del horror de la guerra. Unos jóvenes asesinan a un sacerdote de manera despiadada. Narra la derrota de Francia ante Alemania y el angustioso éxodo parisiense por las carreteras, bajo las bombas, en busca de una zona de refugio. Némirovsky cuenta como los franceses, en su desesperante huida, van perdiendo su humanidad, llegándose a comportar como animales.