Temas Especiales

17 de Ene de 2022

Cultura

Telenovelas y narcotráfico

PANAMÁ. Drogas y armas, sinónimo de narcotráfico. Sumados estos ingredientes a la prostitución y asesinatos dan como resultado el postre...

PANAMÁ. Drogas y armas, sinónimo de narcotráfico. Sumados estos ingredientes a la prostitución y asesinatos dan como resultado el postre de entretenimiento que ofrecen cada noche televisoras locales en busca de mantener altos niveles de teleaudiencia. Pero ¿será atractivo el tema del narcotráfico en una telenovela? ¿Dará algún aporte a la sociedad? Esas son las interrogantes que salen a relucir ante un tema de impacto e interés mundial como es el narcotráfico en la TV. El fenómeno no responde solo a nuestro país, sin embargo, preocupan las repercusiones que pueden tener en Panamá estas producciones. Ego consultó con algunos conocedores del tema, para conocer sus opiniones.

De atractivo, las telenovelas relacionadas con el narcotráfico tienen mucho: dinero, viajes, casas, carros, aviones, yates y mujeres hermosas. Y de aporte a la sociedad casi nada: muerte y destrucción. Sin embargo, capturan la atención de un público de todas las edades. De acuerdo con René Hernández González, profesor de la Universidad de Panamá (UP), esto se debe a que “el ser humano es curioso, amante de las aventuras. Sigue de cerca los grandes casos donde se involucran a personajes famosos. Ven con mucha pasión y detenimiento las transgresiones a la ley y el orden de mafiosos, narcotraficantes, asalta bancos, asesinos y violadores en serie. También los atrae los grandes avances para beneficio de la humanidad, de personajes célebres”. Por eso, mantienen grandes audiencias.

Para Hernández en el caso del narcotráfico resulta dañino y preocupante, no las producciónes sino los horarios en que se transmiten, así como el enfoque de la vida ancha, placentera y feliz de quienes lucran con este negocio.

César Anel Rodríguez, productor de televisión, presentador y periodista, comparte la opinión de Hernández respecto al horario, debido a que este tipo de programación causa un gran impacto en la sociedad, principalmente en los niños. La realidad es que “hay una cultura dañina y nociva”, según Hernández.

Una encuesta realizada por estudiantes de Ética Periodística, de la UP, comprobó que el 99% estima que la TV es una de las grandes impulsoras de la violencia por el material que venden y a horas equivocadas. “Preocupa que por una intensa lucha de audiencia, perdamos perspectivas los comunicadores sociales y programemos, lo que sabemos va a vender sin importar qué tanto afecte a la sociedad, incluso a nuestro entorno cercano”, dice Rodríguez.

Para conocer la opinión de sus lectores, el diario La Estrella realizó un sondeo en su página de internet www.laestrella.com.pa en el cual al 77.50% de las personas encuestadas no le pareció atractivo el tema del narcotráfico en una telenovela. El otro 22.50% sí estuvo de acuerdo. Otras de las preguntas fue si consideraban que este tipo programación daba algún aporte a la sociedad. El 95% lo consideró negativo. Solo el 5.00% votó positivo.

Para el sociólogo Marcos Gandásegui —quien dice aún no haber visto estas novelas de capos— el narcotráfico es una realidad que tenemos que combatir y que los gobiernos tienen que afrontar, por lo que tratar un tema que en la actualidad está haciendo estragos depende de la capacidad creativa de los actores.

La psicóloga Maruquel González reconoce que la razón por la que estos programas atraen en gran medida la atención, es porque la trama está muy bien llevada por los artistas. Pero se debe determinar la repercusión que pueden generar en la población. Explica que los programas con alto contenido de violencia podrían cimentar en el inconsciente ciertas conductas destructivas que en algunos casos pueden ser imitadas “porque sus patrones se encuentran distorsionados”, acota.

Un canal de televisión ha optado por acompañar esta programación con cápsulas informativas sobre la vida de narcotraficantes y lo que ha representado este negocio en algunas sociedades. ¿Disminuirá esto el efecto que estos programas tiene en nuestra sociedad?