Temas Especiales

28 de Feb de 2021

Cultura

Los síntomas

FACTORES. La sintomatología climatérica de cada mujer dependerá de tres causas:. -La secreción hormonal ovárica deficiente, que es resp...

FACTORES. La sintomatología climatérica de cada mujer dependerá de tres causas:

-La secreción hormonal ovárica deficiente, que es responsable de síntomas como sofocación, crisis de sudoración, atrofia de los tejidos hormono-dependientes como la vagina, útero, etc.

-Factores psicológicos y variables en cada una, dependiendo de su historia y personalidad.

-Factores socio culturales relativos al contexto en el que se desenvuelve.

-Premenopausia y Posmenopausia: Se consideran períodos distintos. La premenopausia se representaría con los primeros signos de declinación hormonal y que culmina con la desaparición del sangrado menstrual, desde donde se ingresa en la posmenopausia, según declaraciones de la Dra. Ma. Teresa Hurtado de Mendoza Z, médica cirujana y terapeuta sexual publicadas en la página web www.entornomédico.org

Los síntomas climatéricos son variados, pueden incluso en algunas mujeres estar ausentes, se considera que aproximadamente un 10% de las mujeres carecen de síntomas o por lo menos, son tan leves que no los refieren. Otras en cambio comentan que para ellas fue un sufrimiento cotidiano.

Entre otros síntomas podemos describir: sudoración, dolor osteoarticular, trastornos urinarios, depresión, insomnio, dolor en la relación sexual, sofocación, trastornos del deseo sexual, irregularidades menstruales, etc. La depresión y el insomnio son repercusiones de los llamados síntomas psíquicos del climaterio.

Los dolores osteoarticulares se asocian a un grado mayor o menor de osteoporosis. Los fenómenos tróficos de la pobreza hormonal en vulva y vagina se asocian a dolor en la relación sexual y esto en ocasiones interfiere en el deseo sexual.

Las mujeres climatéricas en su mayoría, sufren algún trastorno cardiovascular. El más común de los síntomas, los bochornos, son en esencia fenómenos vasculares de vaso dilatación que se localizan a nivel superior del tórax y se propagan al cuello y cabeza.

Este síntoma, el más común y en general el más duradero, comienza en la premenopausia y dura hasta el final del climaterio, habiendo mujeres que los tienen hasta 20 años después de la desaparición de la menstruación.