Temas Especiales

09 de Mar de 2021

Cultura

Afrodisiacos para el amor

D durante siglos, han surgido historias y estudios sobre los afrodisíacos, generando curiosidad e incrementando su consumo. El término n...

D durante siglos, han surgido historias y estudios sobre los afrodisíacos, generando curiosidad e incrementando su consumo. El término nace de la diosa griega Afrodita, diosa que representaba el amor, la fecundidad y la energía. Por lo tanto, suele denominarse así cualquier sustancia que estimule o aumente el deseo sexual. Bebidas, comidas, medicinas, aceites y toda clase de elementos para despertar a la “diosa del amor”, se pueden utilizar en una noche íntima con tu pareja. Todo lo que te sugestione puede incrementar el deseo sexual. Los más apetecidos son:

Chocolate: Entre los antioxidantes, es uno de los principales aliados de la sexualidad. Sus componentes químicos con efectos neutransmisores en el cerebro y parecidos a la cafeína (theobromine), son una combinación que despierta la pasión. Anís: Usado desde la época de la antigua Grecia. Los romanos lo consideraban un potente afrodisíaco. Almendras: El aroma induce a la pasión en la mujer. Café: Sólo para estar despierto toda la noche. No tomar en exceso. Miel: Antiguamente, los amantes en su “luna de miel” bebían agua con miel de cebada, lo que les daba la suficiente energía para endulzar esa noche especial. Aguacate: El pueblo azteca llamaba al árbol del aguacate “Ahuacuatl”, que significa “Árbol del testículo”. Generaba en las mujeres una atracción especial al verlo sobre la mesa. Mostaza: Se cree que estimula las glándulas sexuales e incrementa el deseo. Frambuesas y fresas: Su forma y su color invitan al amor. Los postres pueden ser perfectos para esa noche esperada.

Ostras: Nutritivas y ricas en proteínas, y son mejores si se comen crudas. Además, se dice que el parecido entre las ostras y los genitales femeninos producen cierta excitación. ©PUBLICACIONES SEMANA