Temas Especiales

30 de Nov de 2020

Cultura

Redención tras las rejas

PANAMÁ. A lo largo de la historia del celuloide, son muchas las películas que han tenido como locación centros penitenciarios. No obstan...

PANAMÁ. A lo largo de la historia del celuloide, son muchas las películas que han tenido como locación centros penitenciarios. No obstante, no es muy frecuente que el propio director se encuentra tras las rejas, al igual que uno de los productores, el encargado del sonido y casi todo el elenco.

Este es el caso del proyecto El mal paso , cuyo rodaje comenzó la semana pasada en el Centro Femenino de Rehabilitación. Su director es un ciudadano británico que responde al nombre de Emmanuel “Manni” Nutakor, quien actualmente cumple una condena en esta penitenciaría.

Egresado de la Escuela de Cine de Brighton, Inglaterra, Nutakor, quien se encuentra en el Istmo desde hace aproximadamente un año, cuenta con más de 12 años de experiencia trabajando en empresas televisivas del Reino Unido.

En cuanto al elenco, está conformado por 16 reos de “El Renacer” y 12 reclusas del Centro Femenino de Rehabilitación. Las actrices, que al igual que los hombres se encuentran cumpliendo penas por diversos delitos, son trasladadas diariamente a “El Renacer” durante las horas de filmación, siempre bajo supervisión de los custodios del centro.

Los únicos actores que no forman parte de la población carcelaria panameña son dos de los protagonistas de la cinta: Luis Herrera, que hace el papel de “Beto”, un “muchacho decente y obediente de las leyes” que cae preso debido a la perjudicial influencia de su amigo “El Rata”; y Katherine Levi, que encarna al personaje de “Nedelka”, su novia.

Con una duración de aproximadamente 70 minutos, la banda sonora de El mal paso será grabada en el estudio “Ghetto Youths”, que funciona desde hace más de un año en el centro.