Temas Especiales

03 de Jun de 2020

Cultura

Dieta sin el gluten

Es un hecho. La enfermedad celiaca, producida por la intolerancia al gluten, no tiene cura inmediata, pero sí puede tratarse con una die...

Es un hecho. La enfermedad celiaca, producida por la intolerancia al gluten, no tiene cura inmediata, pero sí puede tratarse con una dieta libre de gluten. El gluten, esa sustancia proteínica presente en la harina de trigo, el centeno, la avena y la cebada, es el causante de este mal ‘que afecta el intestino delgado tanto en niños como en adultos, produciendo un grado variable de daño en la mucosa de dicho órgano’, cuenta el pediatra y gastroenterólogo panameño Ricardo McCalla. La anomalía al principio puede ser asintomática, pero tiempo después de padecerla los primeros síntomas se manifiestan justo después de ingerir pan, avenas o cualquier otro alimento a base de trigos o cebadas. La enfermedad celiaca ‘puede presentarse en la forma clásica con síntomas graves de desnutrición y daño severo del intestino (vellosidades)’, dice el experto. Otra manera en que se presenta esta deficiencia es la monosintomática que es la forma más frecuente, tanto en la edad adulta como pediátrica. ‘Pueden presentar síntomas digestivos como extradigestivos y grado variable de daño a nivel intestinal con un porcentaje de marcadores serológico positivo variable’, explica McCalla. Esta enfermedad no se presenta en una edad específica, puede tenerla un recién nacido si se proporciona el gluten en sus primeros seis meses de vida o puede presentársele a una persona de la tercera edad. Pero, aclara el galeno, ‘aunque no se le suministre alimentos con gluten a los recién nacidos, no quiere decir que en el transcurso de sus vidas no desarrollen la enfermedad, ya que además es hereditaria’. El único tratamiento requiere una dieta estricta libre de gluten durante toda la vida, lo que posiblemente haga que desaparezcan los síntomas y se reparen, lentamente, las lesiones en el intestino, resultando una mejor calidad de vida.