Temas Especiales

10 de Apr de 2021

Cultura

Dos pinceles Movimientos y matices

PANAMÁ. Hasta el 29 de agosto el Centro de Visitantes de Panamá acogerá dos exposiciones de los artistas Miguel Ángel Morales y Aguilar ...

PANAMÁ. Hasta el 29 de agosto el Centro de Visitantes de Panamá acogerá dos exposiciones de los artistas Miguel Ángel Morales y Aguilar Ponce. De acuerdo con un comunicado de prensa divulgado por el Patronato Panamá Viejo, Morales es un ‘consagrado creador de obras representativas de la vida panameña, de su costumbres y tradiciones’, mientras que el ‘estilo figurativo’ de Aguilar Ponce reta ‘a la imaginación y la convierte en el componente principal de sus obras’.

Bajo el título de ‘Matices panameños’, la muestra de Morales está conformada por una ‘infinidad de paisajes y arraigadas costumbres de la cultura negra de los costeros panameños’. Sus obras revelan al espectador un lenguaje especial, al tiempo que permiten percibir no sólo el colorido, sino hasta los sonidos de la fiesta y ritual del Cristo Negro de Portobelo: los tamboreros, el baile de los diablos y hasta la astuta mirada del rey congo; pasando por el bautismo, la casi infantil fiesta del Palo de Mayo, la vendedora de frutas o el diálogo entre lavanderas, y la actitud extrovertida de los pescadores y su cosecha.

Con gran sentido plástico y acuciosa mirada del entorno geográfico y cultural de los afropanameños, Morales va escudriñando los sentimientos de aquel pueblo y los representa con sus dioses, personajes vernaculares, santoral religioso, además de redescubrir otras facetas que son captadas con gran realismo y esplendoroso encanto. Sin duda alguna, Morales sabe captar, como con lente de cámara, hasta el último rincón de este terruño costero de Panamá.

De acuerdo con el crítico de arte Isaac Ortizar, el artista ‘lleva una visión del mundo negro, cantos espirituales, la esclavitud, el dolor; pero también el fervor religioso y la exuberancia festiva en colores’. ‘Gracias a él entendemos las voces humanas hechas gritos y las bullas de la ciudad de Panamá’.

Por su parte, el pintor Aguilar Ponce estará presentando la exposición ‘Movimiento lírico’, que fue presentada el mes pasado en la Galería Arlene Lachman.

La necesidad de Ponce, quien tuvo entre sus maestros al pintor Juan Manuel Cedeño, de establecer un canal de comunicación a través de su arte se refleja en el título que ha seleccionado para su más reciente exposición.

De acuerdo con el creador, la palabra ‘movimiento’ se refiere al aspecto físico, ‘energético que tiene la obra, el sentido de andar, de observar siempre hacia un derrotero’; mientras que ‘lírico’ alude a la necesidad de ‘comunicarse con las personas, da entender belleza, forma, música, etc’.

Ponce opina que un artista profesional no debe sustentar su labor en el presente, en una actualidad tan efímera como la escultura que acostumbraba a trabajar en plena calle durante los años setenta, sino que debe desarrollar su obra teniendo en mente a las generaciones futuras. ‘El futuro es el que va a calificar mi obra, no el presente’, asevera.

Asegura que en sus lienzos recurre a los ‘símbolos y códigos’ propios de los pueblos indígenas. ‘Trabajo la figura humana, pero la sublimo’, comenta. Sus obras son el resultado de una búsqueda artística en la que el pincel marca el rumbo.