Temas Especiales

01 de Dec de 2020

Cultura

Definiendo a América

T. omó más de un siglo y el esfuerzo de las 22 Academias de la Lengua Española para poder concretar, bajo el nombre de Diccionario de ...

T

omó más de un siglo y el esfuerzo de las 22 Academias de la Lengua Española para poder concretar, bajo el nombre de Diccionario de americanismos, el ambicioso proyecto de recopilar los diferentes usos del español a lo largo del continente. A comienzos de este mes, y con el Bicentenario como excusa, la Fundación Santillana presentó en Colombia este volumen que cuenta con 2.333 páginas y más de 60.000 acepciones de vocablos de uso popular en América Latina.

El Diccionario de americanismos excluye las palabras que pertenecen al léxico ’oficial’ del español y que se encuentran agrupadas en el Diccionario de la Lengua. Así, quienes consulten esta herramienta podrán encontrar la definición de ’chómpiras’, mexicanismo para amigo, o descubrir que solamente en Colombia se refieren a la parte que queda sin consumir de un cigarrillo como ’chicote’, mientras que en México, Guatemala, Honduras y Nicaragua esta palabra se refiere a un látigo largo y flexible hecho de cuero, y en Cuba al mal olor en los pies.

Humberto López Morales, filólogo cubano, fue el encargado de coordinar el proyecto. Para él, "nunca se ha hecho un diccionario del español americano como este, que contiene un caudal de información léxica que se podría calificar de inaudito".

Para poder clasificar todos estos vocablos y su uso, que por lo general varía dependiendo de cada país, los académicos trabajaron en una nueva estructura en la que los niveles de información se presentan de una manera clara y fácil de usar. El objetivo principal de este diccionario es servir como una herramienta de comprensión del español popular que se habla en América Latina, hogar del 90 por ciento de los hispanohablantes.

De los más de 450 millones de personas que tienen al español como lengua materna, solo 40 pertenecen a la Península Ibérica. Esta cifra refuerza la necesidad de una herramienta, como el Diccionario de americanismos, pero también llama la atención de quienes no están de acuerdo con el lugar que la Real Academia Española le otorga al español americano.

Mario Jursich, director de la revista El Malpensante, cree que aunque el esfuerzo de la Academia para recopilar esta información fue enorme, sigue existiendo un dejo de solemnidad, una relación asimétrica entre España y América. "La, Academia sigue siendo muy conservadora. Por ejemplo: la palabra ’papa’ es utilizada en toda América por un mayor número de hablantes, pero la Academia cree que ’patata’ es la acepción más correcta porque es la que usan los españoles. Habría que pensar por qué no hay un diccionario de españolismos".

Aun así, el Diccionario de americanismos representa el catálogo más extenso de las distintas maneras en las que se usa el idioma en nuestro continente, pues no solo incluye acepciones y diferentes clases de locuciones de palabras populares empleadas en América Latina, sino que también tiene como anexo un índice sinonímico, un registro de las etnias indígenas vivas de Hispanoamérica, un listado de gentilicios americanos, una guía de las diferentes maneras en las que se llama a la moneda en cada país y un compendio de las siglas hispanoamericanas de más uso. En esto hay que darle la razón a López Morales cuando asegura que se trata del "primer acercamiento serio a la totalidad del español de América".