Temas Especiales

12 de Apr de 2021

Cultura

Alta relojería suiza

PANAMÁ. Con la llegada del nuevo mileno se introdujo en el sector de lujo una firma que cambió el rumbo de la relojería. Cuando Richard ...

PANAMÁ. Con la llegada del nuevo mileno se introdujo en el sector de lujo una firma que cambió el rumbo de la relojería. Cuando Richard Mille decidió crear en 1999 su marca suiza de relojes, la meca de los millonarios de todo el mundo apasionados por la relojería sucumbió ante la nueva propuesta que destacó por el empleo de la tecnología de última generación.

Su primera creación, lanzada al mercado en 2001, fue el modelo RM001 Tourbillon. Esta fue el inicio de una serie de relojes que rodean las muñecas de las personalidades internacionales más elitistas.

Pero, ¿qué es lo que hace que las propuestas de Richard Mille se conviertan en el objeto del deseo? El secreto se halla en la fabricación de relojes innovadores con tecnología de punta y fabricados con los materiales más modernos y sofisticados.

No solamente el mercado europeo y estadounidense se ha dejado seducir con las piezas de lujo de la firma suiza. En Latinoamérica también ha conseguido posicionarse como ícono del poder financiero, del estatus, de la exclusividad y del estilo. Países como Brasil, México, Argentina y Panamá son algunos en donde se comercializa esta reconocida marca.

Dominique Yves Gerente vicepresidente para la región latinoamericana de Richard Mille Americas, tuvo la oportunidad de visitar recientemente nuestro país y conversó con Ego en la boutique La Hora Alta Relojería sobre esta firma suiza.

Yves Gerente resaltó que a esta marca exclusiva no le interesa la creación en masa debido a que producen relojes de alto costo y estos poseen una gran complejidad. ‘Anualmente producimos 2 mil 500 relojes para todo el mundo y estamos entregando tres o cuatro ediciones limitadas al año para Latinoamérica’, comenta. Para la firma suiza esta cifra de producción ha sido suficiente para alcanzar facturaciones récord.

Dominique señala que Richard Mille siempre está en la búsqueda por tener nuevos desafíos tecnológicos y técnicos con propuestas que ninguna otra marca haya realizado. Como resultado la cultura y el amor por la mecánica en general del automovilismo y la aviación, y la pasión por la sofisticación técnica se fusionan en la manufactura de una pieza relojera moderna, sofisticada, eficiente, práctica, potente y fiable.

Debido a que esta marca está dirigida a los mercados élite, en la fabricación de sus piezas utiliza los materiales más vanguardistas. ‘Hacemos relojes con materiales como el titanio, oro rosado y oro blanco. También utilizamos materiales muy ligeros pero muy duros y resistentes al mismo tiempo’, señala. Haciendo eco de esto, para este año se creó la edición limitada del RM027 Tourbillon, el reloj de Rafael Nadal, el cual es considerado como el reloj más ligero del mundo con un peso, sin contar la pulsera, de tan solo 13 gramos (20 gramos con la pulsera).

Lo que llama la atención de este modelo, valorado en medio millón de dólares, es que el movimiento del RM 027 Tourbillon está hecho de titanio y Lital, una aleación de litio que contiene aluminio, cobre, magnesio y circonio y que tiene una densidad de 2,55. La adición de litio, uno de los elementos más ligeros que existen, ofrece al movimiento una gran flexibilidad a la vez que los hace más resistente a los golpes.

De acuerdo con Yves Gerente, el secreto del éxito de Richard Mille radica en saber comprender las exigencias de un exclusivo consumidor cuya pasión es la alta tecnología, la precisión, la innovación y la belleza.

Para aquellos sibaritas que marcan la tendencia de los nuevos hábitos de consumo de alto nivel, la marca promete que para el próximo año lanzará en la feria de Ginebra nuevos modelos con nuevas complicaciones de movimientos, así como innovadores relojes para damas.