Temas Especiales

20 de Jun de 2021

Cultura

Maestro, Pintor Raúl Vásquez

PANAMÁ. El Museo de Arte Contemporáneo fue el punto de reunión la noche del pasado jueves 30 de junio para homenajear al fallecido artis...

PANAMÁ. El Museo de Arte Contemporáneo fue el punto de reunión la noche del pasado jueves 30 de junio para homenajear al fallecido artista plástico Raúl Vásquez.

Con sus salas repletas se abrió la exposición de más de 15 obras recientes del pintor azuerense que nació en 1954 y murió en el año 2008.

Con una apertura emotiva donde estuvieron presentes familiares y amigos del creador, se expresó el talento del artista, pero sobre todo su calidad humana, ante muchas las situaciones de la vida.

La esposa del artista, Doris Dalila, expresó a EGO, lo feliz que se sentía de haber logrado hacer la exposición, aunque le haya costado mucho reunir a los muchos amigos del artista, ya que algunas llegaron desde España y Costa Rica; tan solo para participar del homenaje póstumo.

‘Mi vida con Raúl fue intensa, siempre fue una gran sorpresa, él me decía que no sabía hacer otra cosa que pintar... Recuerdo que cuando lo hacía se olvidaba del entorno, el hacía su rutina artística: pintaba, danzaba, tocaba el tambor y la flauta; todo lo que lo llevaba a crear’, contó su pareja.

En esta muestra que reune obras de 1996, 1997 y otras desde el 2000 hasta el final de su vida terrenal en el año 2008, se encuentra la dicha de disfrutar su creación incesante. Las piezas muestran su gran versatilidad en el manejo de diferentes soportes bi-dimensionales: desde los tradicionales como los lienzos, papeles hasta obras tridimensionales.

‘Aparte de artista era un humanista, muy sensible; aunque extraño su presencia, sé que está aquí en sus obras’, señaló el pintor y escultor costarricense Pradyumna, que fue amigo y colega de Raúl Vásquez.

También estuvo presente uno de sus primeros maestros; se puede decir que fue quien descubrió el potencial artístico del pintor. Se trata del profesor de educación artística en la escuela Normal de Azuero.

‘Los trabajos tridimensionales los dominaba desde segundo año de la secundaria, allí descubrí que era un artista plástico en potencia’, contó el catedrático Aquiles Jaramillo.

Raúl Vásquez además de pintar, se destacaba en la música y llegó a ilustrar más de 13 libros de poesías, novelas y textos académicos. Fue uno de los pocos panameños que tuvo un salón de honor en la Bienal de Arte de Santo Domingo, otorgándole el título de ‘Maestro Pintor’, por el Museo de Arte Contemporáneo de Panamá y de haber subastado sus obras en la casa Sotheby’s.